a firma Pantone anunció hace unas semanas que el color Orquídea Radiante sería el tono que nos acomapañe en este 2014. Un color intenso, lleno de matices y capaz de dar otorgar mucha elegancia a nuestra casa si sabemos usarlo en pequeñas dosis. 

El morado lleva varios años siendo tendencia en el mundo de la decoración, es uno de los colores más demandados en el dormitorio o en el cuarto de baño. A pesar de la fuerza que aporta, combina a la perfección con muchos estilos y colores como gris, blanco, plateado, dorado o verde. 

Si somos amantes de este tono podemos aplicarlo en las paredes en tramos pequeños, usarlo en complementos como jarrones, en la vajilla, los manteles... Sin lugar a dudas, en textiles es donde gana más protagonismo acompañado de texturas como el terciopelo para un aire barroco y otras más livianas para combinar con verde. 

A continuación os damos algunas ideas e imágenes para ver cómo podemos aplicar el morado a nuestra decoración y sacarle muchísimo partido. 









Te traemos algunas ideas que, atendiendo al feng shui, pueden ayudarte a que la energía fluya atendiendo a ciertos principios del Feng Shui (cuyo significado es viento y agua) para mantener el orden y la armonía de tu lado.



Primero comenzaremos con los colores que puedes emplear en tu oficina. Cada color tiene un impacto en nuestras emociones, por ejemplo, para evitar el estrés se recomiendan tonos claros, incluso el lavanda te ayudará a tranquilizarte y a concentrarte más en tus tareas diarias.
Otro consejo es evitar que tu escritorio quede frente a una ventana y si es imposible evitar esto, una planta y un espejo detrás de nuestro asiento es una buena solución.

Evita que el respaldo de tu asiento no tenga una pared por detrás y si esto no es posible, al igual que en el caso de la ventana, una planta será de gran ayuda.

Puedes usar texturas en las paredes, pero en tonos sencillos, como tipo paja, bambú, vidrio, piedra y madera.

El orden es importante en tu escrito, intenta mantenerlo libre de muchos objetos. Tener espacios vacíos ayuda a que la energía se mueva, porque cuando tenemos muchas cosas sobre la mesa, psicológicamente se produce un caos constante y la energía se estanca.

Hay elementos adicionales que puedes tener alrededor de tu zona de trabajo, como plantas u otras cosas que representen la naturaleza, como el agua, pero todos ellos deben ser sin picos o bordes angulares y, de preferencia, de hojas redondas. Por ejemplo, plantas como el bambú limpian el aire y no requieren de mucha atención en su cuidado.

Por último, recuerda que contar con una adecuada iluminación es de suma importancia. No obstante, evita que la luz te dé de frente y te impida reconocer los objetos a tu alrededor.

Nunca olvides que la mejor fuente de energía es la luz del sol que, además de ser natural, te llenará de energía y vitalidad.

Procura no ocupar lámparas halógenas, ya que intensifican los colores fríos y pueden provocar cansancio.

Esperamos que estos consejos que brindan expertos en Feng Shui te sean de utilidad.