La madera en la decoración interna de la casa


La madera es un elemento natural ampliamente utilizado en la decoración y construcción. La consistencia, belleza y utilidad del mismo lo convierten en un material muy polivalente. No sólo los muebles más habituales y suelos están hechos de madera, también es el soporte adecuado para los cimientos de cualquier edificación. La madera, hoy día, está más viva que nunca.



Estas viviendas presentan madera por los cuatro costados: en el techo, en las paredes, en el suelo… La madera constituye una armadura perfecta para las habitaciones de una casa, las llena de belleza y proporciona un gran estilo y calidez.

Tendemos a asociar la madera con lugares emblemáticos de la niñez: la casa en el árbol, la cabaña de verano, o la mesita donde nos leían cuentos. La madera es la esencia de las casas y nos conecta con la propia naturaleza.

Además está la belleza que emanan estas estancias cubiertas en su totalidad por madera. Superficies llenas de encanto y elegancia, y de mucha polivalencia también. Con la madera se puede fabricar casi cualquier cosa, desde muebles básicos hasta puertas, ventanas y tejados. La madera es una fiel compañera para interiores y exteriores de vivienda, es un material térmico que mantiene la temperatura ambiente y siempre resulta muy agradable a la vista.