El color café en la decoración del hogar


El color café se considera un tono masculino, que transmite fuerza y estabilidad. También se dice que simboliza confianza y seguridad. A pesar de ser un tono neutro, es difícil de combinar; pues si se usa en exceso puede traer al espacio un aura de aburrimiento incluso lóbrega. Sin embargo, es posible crear decoraciones fantásticas utilizando este tono en cualquiera de sus gamas. Hoy vamos a darle a la decoración en tonos café otra oportunidad.



El color marrón nos recuerda el chocolate, el café, la canela, especias ricas y fuertes pero nos sigue pareciendo un color aburrido o eminentemente masculino. Sin embargo, si lo combinas en tonos lujosos y profundos con otros colores menos sombríos, puede convertirse en un tono que dote de profundidad y seriedad tus espacios, sin que resulten sombríos.

El color café queda magnífico combinado con blancos, beige y otros tonos suaves. Si quieres una combinación más arriesgada y alegre, puedes utilizarlo en conjunto con turquesa (una dupla muy étnica). El café luce magnífico con el verde pistacho e incluso con toques de rosa para una decoración un poco más femenina. Si buscas algo más suntuoso, el café, blanco y dorado son ideales para ti.

El secreto para decorar con marrón es balancear su riqueza con otros tonos más claros. Por ejemplo, si tienes muebles de madera en tonos cafés, no pintes las paredes de marrón. Prefiere el blanco y equilibra su color con almohadones de colores. Si deseas pintar las paredes de marrón, considera un tono más claro, pues uno muy oscuro puede empequeñecer el espacio. Así mismo, puedes usar sólo acentos de éste color, combinados con otras gamas de colores tierra para habitaciones pequeñas.

Como puedes ver, el color café es muy versátil. Puedes obtener decoraciones muy sobrias y minimalistas, otras lujosas y algunas sencillamente femeninas. Al ser un color neutro, es más bien sencillo combinarlo así que no temas y úsalo tanto como lo desees.