Algunos consejos para que decores con los dibujos de los pequeños


Si tienes hijos, sobrinos, nietos, ahijados o amigos pequeñitos, sabes que a ellos les encanta crear su propias piezas de arte. Muchas veces estas piezas de arte terminan en la nevera, y si eres sentimental, tal vez ya ni tengas lugar para poner mas. Pero si prefieres darle un uso a esos dibujos, y hacer que el pequeño artista se sienta importante, puedes usarlos como parte de tu decoración.



Te presento algunas ideas para que los dibujos de tus niños puedan tomar un papel mas grande en tu decoración.

  • La cinta adhesiva decorativa, como el washi tape, es bastante popular, y se usa en todo tipo de manualidades. Una manera simple de decorar con los dibujos de tus niños es crear un collage en una pared y pegarlos con este tipo de cinta adhesiva. Usa cinta en cada esquina del dibujo, para que se vea mas. Prueba la cinta en tu pared antes de usarla, para asegurarte que no quitara la pintura cuando quieras remover los dibujos.
  • Si tienes muchos dibujos, puedes usar esta idea. Simplemente usa cuerda y ganchos (como los de ropa) para colgar las ilustraciones. De esta manera puedes cambiar fácilmente los dibujos cuando lo desees. Usa toda una pared para esta técnica y prueba poner varias cuerdas a distintas alturas si tienes una gran cantidad de dibujos, para tener mas espacio.
  • Si tienes dibujos pequeños puedes usar cuerda y ganchos en un marco de cuadro, en lugar de una pared. Ten en cuenta que la cuerda debe estar bien asegurada para mantener el peso de los ganchos y los dibujos.
  • Esta es otra manualidad que te puede servir tanto para los dibujos de los niños como para otros papeles importantes, sin quitarte espacio en la nevera. Puedes usar fuentes, cubiertas en un papel colorido e imanes para colgar los papeles. También puedes usar pintura metálica para crear una superficie donde se pueden aferrar los imanes si no tienes fuentes que puedas usar para esta idea.
  • Por ultimo, también puedes usar portapapeles para colgar los dibujos de tus hijos en una forma decorativa. Asegúrate de usar varios, para que cubran la mayoría de una pared. Esta es otra buena manera en la que puedes intercambiar los dibujos cada vez que quieras.