Algunos consejos sobre la decoración rustica


En la decoración rústica actual, la innovación no ha pasado de largo y los estilos y diseños más actuales se adaptan levemente pero dejan notar su presencia. Siguen quedando los elementos clásicos de las casas de campo: madera, piedra, objetos antiguos,  vigas vistas, chimeneas y muebles resistentes.

Sin embargo, los materiales y diseños más innovadores, los colores, el romanticismo shabby,  la depuración minimalista, o la funcionalidad industrial  hacen acto de presencia aligerando los rústicos tradicionales y llenándolos de estilo.



La combinación de espacios rústicos con suelos antiguos y sofás, sillones o sillas de diseño  industrial o nórdico, cocinas modernas o electrodomésticos último modelo e iluminación LED equilibran el espacio y lo actualizan, sin hacerle perder su esencia.

Modernas soluciones a la hora de distribuir el espacio, ubicar los elementos decorativos, utilizar los colores o jugar con los materiales, son una característica de los nuevos ambientes rústicos que los hace poder adaptarse incluso a entornos urbanos o semi urbanos.

Piedra, materiales naturales como caña, ratán, mimbre o esparto, cerámicas tradicionales o forja pueden ser definitivas para conseguir el ambiente rústico que deseamos. Eso, por supuesto, sin olvidar la importancia que en la decoración rústica adquieren los textiles. Cortinas, edredones, colchas e incluso toalla serán fundamentales para conseguir la decoración deseada.