El papel pintado en la decoración de interiores, como colocarlo


Si ya tomaste la decisión de comprar papel tapiz, te debes preparar para añadir color y texturas a las habitaciones de tu hogar. Puedes ponerlo en las cuatro paredes de la estancia o sólo en una para crear un sentido dramático. La paleta de colores y patrones disponibles en el papel tapiz hoy en día se complementan con cualquier estilo, así tu habitación sea tradicional o moderna.



El papel tapiz no es sólo para las paredes, sino que también puede ser usado para cubrir armarios y otras piezas de mobiliario que pueden estar dañadas o que ya no vayan con nuestra decoración. Simplemente debes cubrir la pieza completa como si estuvieras envolviendo un regalo. Te propongo algunas ideas para decorar algunas de estas piezas:
Papel pintado para decorar todo en el hogar

1. Empapela puerta y pared. 
A veces, entre ventanas y puertas, casi no hay pared. Si quieres dar un aire sofisticado y que el papel luzca en todo su esplendor, lo mejor es empapelar las puertas como una continuación de la pared. Esto lo puedes hacer si las puertas son lisas, sin molduras. De esta manera creas una puerta “invisible”.

Si la puerta tiene molduras, aprovecha las formas geométricas que crean las molduras, para llenarlas con preciosos estampados. La puerta no va a parecer la misma. Si además quieres pintar la puerta con un color que combine con el papel pintado, el efecto va a ser impactante.

2. Renueva los muebles. 
Los muebles antiguos con una mano de pintura y un poco de buen gusto son verdaderas obras de arte. Si eres de las que te gusta aprovecharlo todo y te encanta restaurar muebles ¿Por qué no pruebas a ponerles un toque de estampado?

Para un acabado único y con personalidad atrévete a panelar los frontales con papel pintado. Puedes usar el mismo estampado o combinar varios. Lo que te guste más. Si combinas varios estampados, sólo debes tener en cuenta que la gama de colores tengan una coherencia.

3. Crea cuadros. 
Si te gustan las manualidades estás de suerte, porqué con el papel pintado se pueden hacer muchas. La que te propongo yo, es la creación de cuadros. Este tipo de decoración es muy sencilla, pero a la vez vistosa.

4. Resalta el interior de las estanterías.
Esta es una opción recomendable tanto si el papel pintado va a quedar a la vista (por ejemplo en vitrinas) como si sólo lo vas a ver tú (por ejemplo vestidores). Los detalles son importantes y dicen mucho de las personas.

En  muebles dónde el interior queda a la vista (vitrinas, alacenas, etc…) recomiendo mucho esta opción por varias razones. Una de las principales es que puedes conseguir un doble objetivo. Si deseas resaltar las piezas que hay en el interior, no escojas estampado demasiado llamativos, pues van a distraer la atención y las piezas no van a lucir.
5. Empapela las escaleras.
La verdad es que es una buena opción si queremos dar un aire más cálido a esta zona de paso y ahorrarnos las típicas moquetas y alfombras que se suelen colocar.