Como crear una pared de madera a partir de tablas de pallets

Las paredes de madera aportan determinados beneficios en la vivienda, principalmente en el ámbito del aislamiento. Podemos emplear este material como aislante térmico, ya que impide las pérdidas bruscas de calor, así como aislante acústico, ya que reduce los ruido y el eco.

Sin embargo, en esta ocasión nos centramos en una opción mucho más decorativa. Se trata de revestir una sola pared de madera, con el objetivo de crear un espacio resguardado, acogedor y muy estético. Y, para ello, una vez más hemos recurrido a la madera reciclada y, en concreto, al palé.



Encontrar los palés
Este trabajo requiere un buen número de palés, pues sólo emplearemos las tablas. Por eso, una opción rápida es acudir a los establecimientos de embalajes o de bricolaje, donde podremos adquirirlos a bajo precio. Además, con esta opción nos aseguramos de que los palés están en buen estado.

Sin embargo, una vez más podemos recurrir a las calles para que nuestra tarea nos resulte mucho más económica. ¿Y dónde podemos encontrarlos? Pues se nos ocurren varias opciones, como los polígonos, las partes traseras de supermercados o las zonas donde se asientan los mercadillos y rastrillos, en las que suelen quedar palés abandonados una vez acaba la jornada.

Preparar los palés
Ya sean comprados o encontramos, antes de proceder a revestir nuestra pared debemos preparar el material. Lo primero será separar las tablas. Cuando las tengamos, debemos ir lijando una a una, para que quede lo más liso posible. Después, el acabado que le demos dependerá del diseño que quedamos dar a nuestra pared.

De este modo, lo mejor será realizar un prediseño antes de clavarlo a la pared. Así, tenemos diferentes opciones. Podemos envejecer la madera, si queremos obtener una habitación con un estilo más rústico. También podemos barnizar cada madera en diferentes tonalidades, creando una bonita composición. O, si queremos un diseño más moderno, podemos pintar algunas maderas sueltas de diferentes colores.

Antes de instalarlo
Como las tablas de los palés son irregulares, es posible que nos queden huecos entre ellas a través de las cuales se vea la pared. Por ello, lo mejor es pintar antes la pared de un color similar, que disimule los espacios libres. 

Comenzamos a instalarlo
Como hemos dicho, antes de empezar a instalarlo lo mejor es realizar un prediseño, aunque sea de unas pocas filas. Además, nos resultará mucho más cómodo acoplar cada tabla si tomamos previamente las medidas y recortamos cada madera antes de acoplar la anterior a la pared. Además, tendremos que tener en cuenta los posibles 'obstáculos', como enchufes, interruptores..

Cuando tengamos decidido el diseño y las tablas preparadas, procederemos a adherirlos a la pared. Para ello, la opción más cómoda es emplear una pistola de clavos, que creará una estructura firme y resistente y, además, reducirá el tiempo y el esfuerzo a la hora de llevar a cabo la instalación.