Algunos tips para tus alfombras

Debemos dejar de pensar en las alfombra cómo una solución para los días más fríos del año y pensar en ellas como un elemento decorativo más. Al igual que decoramos las paredes de nuestra casa, los suelos también deben tener un protagonismo en el conjunto. 

Colores intensos, diseños divertidos, tonos neutros... Dentro del mundo de la decoración todo vale y lo más importante es completar la decoración por medio de las alfombras. Por ejemplo en un espacio minimalista podemos apostar por colores intensos, mientras que si queremos un ambiente romántico una alfombra en tonos tierra será lo más apropiado. 



Alfombras en el pasillo y recibidor
Muchas veces nos cuesta muchísimo decorar las zonas de paso de la vivienda. Gracias a la alfombra podemos jugar con nuevos colores en las zonas de paso, ensanchar visualmente el espacio si optamos por rayas horizontales o hacer más acogedora la entrada a la vivienda. 


Alfombras en el salón
Las alfombras tienen la virtud de crear un ambiente más acogedor y confortable, así que en las zonas de ocio son perfectas. Podemos ponerlas en la zona de los sofás combinando todos los tonos de los textiles para crear conjuntos armoniosos.

Alfombras en el dormitorio
Tradicionalmente se ubicaban dos alfombras de pequeño tamaño a los lados de la cama. Aunque está tendencia sigue teniendo su hueco, cada vez se apuestan por alfombras de mayor tamaño a los pies de la cama. 

Si queremos poner un pequeño rincón de lectura en el habitación, además de la butaca y la lámpara de pie la alfombra nos va a hacer sentir mucho más agusto. Lo ideal es elegirlas redondas para delimitar mejor nuestro rincón. 

Alfombras para habitaciones infantiles
Colores, dibujos... Todo está permitido dentro de la decoración infantil. Así que es la estancia donde podemos perder el miedo y apostar por tonos intensos y llenos de vida. 

Las nuevas tendencias hablan de materiales como el plástico o el pvc que se limpian con mucha más facilidad.