Los espejos en los cabeceros para las camas


Dentro de la tendencia de decorar la casa con espejos, encontramos una buena opción para embellecer cabeceros: colocar grandes espejos en el cabecero de la cama. Se trata de una forma original, sencilla y creativa para decorar la cama e iluminar el dormitorio. Como ya sabemos, los espejos amplían las dimensiones y juegan con la perspectiva espacial. Con esta idea, la habitación tendrá una apariencia espectacular.

Dependiendo del modelo de espejo que utilicemos para el cabecero, obtendremos distintos efectos. Atendiendo al tipo de decoración, optaremos por el modelo más acorde en cada caso. Es hora de acudir al trastero y rescatar esos muebles que, por antiguos y pasados de moda, o creyéndolos poco útiles, hemos arrinconado.



Un espejo vintage puede resultar muy práctico para una decoración más íntima y menos modernista, mientras los espejos amplios y funcionales, sin marcos o adornos, combinan mejor con habitaciones de aires más actuales y básicos. Con pequeños espejos colocados en orden, también lograremos un resultado excelente.

Gracias a estos espejos-cabecero, redimensionaremos la habitación y focalizaremos la atención en este punto. Con espejos antiguos, de formas renacentistas y barrocas y marcos dorados, se pueden conseguir geniales soluciones. Daremos más personalidad al dormitorio. Con una pequeña lamparita cuya luz se refleje en la superficie, obtendremos una iluminación perfecta para ambientes íntimos. Una propuesta perfecta para darle un nuevo tono al dormitorio, de lo más económica y práctica.|