Consejos para los colores en tu hogar


Cuando el objetivo es renovar un espacio, cambiar el color de la pared es un método rápido y económico. Una de las tendencias actuales consiste en colocar colores oscuros en puntos estratégicos. Una de las paredes con un tono vibrante es garantía de protagonismo en la decoración.
 Es muy importante que la pared que se va a pintar esté bien empañetada, ya que con los colores oscuros las imperfecciones se pueden notar con más facilidad.



Si se va a pintar sobre una superficie que es más oscura que el color a aplicar lo más apropiado sería lijar la pared, eliminar el polvo y aplicar pintura de color blanco o “primer” para neutralizar el primero y sólo entonces, cubrir con el color nuevo. La pintura blanca tiene más cobertura que las de color sirviendo así como fondo para la próxima pintura que se va a aplicar. Cuando pintamos con colores oscuros es bueno combinar el color con accesorios que formen contraste. Hay que recordar que siempre hay que pensar en el color a elegir, ya que éste puede convertir un espacio en uno atractivo y que transmita emoción a primera vista.

Los colores oscuros como el rojo pueden transmitir agresividad o provocar mal humor en una pareja. Es por esta razón que no se recomienda pintar un cuarto de pareja completamente rojo. Siempre es bueno tener la opción de contrastar el color con algún elemento que brinde serenidad, como por ejemplo utilizar el color blanco para los accesorios.