Algunos consejos para tu mesa en Navidad


1. Lo primero que debemos pensar es en los colores más apropiados. Lo ideal en Navidad es jugar con rojos, dorados y plateados. Estos tres tonos pueden combinar entre sí y ayudarnos a decorar de una forma muy sencilla. 



Por supuesto, podemos optar por tonos más arriesgados como el morado o los verdes. Podemos tomar como referencia los colores usados en el árbol de Navidad o en el resto de la vivienda. 

2. La sencillez siempre debe ser un máxima. Aunque podemos invertir en un mantel navideño, lo más sensato es elegir un mantel sencillo en un color liso. Por ejemplo en blanco o beige clarito. De esta forma va a ser mucho más sencillo jugar con los detalles y personalizarlos al máximo. 

3. Dentro del capitulo de la mantelería sería interesante hacernos con algún camino de mesa. Suelen presentar colores atrevidos y mucho más divertidos. De cara a estas fiestas podemos innovar con manteles en rojo o con motivos navideños como los renos o los copos. 

4. Es importante preparar la mesa de Navidad con espacio suficiente para cada comensal. Lo ideal es dejar espacio entre los platos para que todos puedan estar cómodos y agusto comiendo. 

5. La iluminación debe ser de dos tipos. Por un lado la directa con la lámpara de techo que nunca debe estar a menos de setenta centímetros de la mesa y, por otro lado, una iluminación indirecta. 

En el segundo apartado será muy sencillo conseguirla con velas o farolillos a modo de centro de mesa. 

6. Los centros de mesa son fundamentales para decorar la mesa y darle un toque navideño. Debemos tener mucho cuidado con su tamaño. Si los elegimos muy grandes puede que luego las bandejas con la comida no entren y son muy altos puedes dificultar la visibilidad. 

7. Debemos intentar dar uniformidad a toda la cubertería, vajilla y cristalería. Aunque a veces nos juntamos muchos y es complicado. Si os resulta imposible, podéis jugar con los distintos tonos de las vajillas poniendo uno sí y uno no. 

8. Los servilleteros son una de las formas más sencillas de decorar todas las mesas navideñas. Podemos atar cada servilleta con un lazo de colores, ponerles una ramita de romero... Las posibilidades son infinitas. 

9. Si queremos un toque elegante podemos poner marcasitios para indicar donde se sentará cada uno. Por ejemplo podemos usar piñas para tal fin o un bombón a modo de detalle de bienvenida. 

10. Por último, la presentación de los platos será fundamental. Podemos optar por bandejas de distintas formas, hechas con pizarra para escribir en ellas o expositores para los postres y dulces navideños.