Algunos Adornos que puedes colocar en la chimenea para Navidad


Las chimeneas evocan calidez y calor de hogar, y si vestís la vuestra acertadamente podréis convertirla además en el centro de todas las miradas esta Navidad.

Cuando pensamos en decoración navideña nos vienen a la mente imágenes de guirnaldas, abetos, luces de colores...pero cuando pensamos en la chimenea y en como adornarla a menudo quedamos bloqueados con la imagen de los típicos calcetines de Navidad. ¿Estáis preparados para ideas frescas y sorprendentes que harán de vuestra chimenea un lugar para recordar en estas fiestas?




Espejito, espejito mágico 
Una decoración basada en instalar uno o varios  espejos en la repisa de la chimenea nos aportará un ambiente muy interesante, ya que éstos reflejarán las luces navideñas creando una curiosa decoración chimenea de Navidad. 

Belén tradicional 
Acomodar el belén en la repisa es recuperar con gran protagonismo las tradiciones de toda la vida. Los estantes de la chimenea pueden ser un lugar muy creativo para instalar las entrañables figuritas del pesebre y así este símbolo de gran poder navideño estará presente en el corazón del hogar.

Jugando con los colores 
La mejor decoración chimenea de Navidad es la basada en unificar zonas con uno o dos colores. De esta manera, si optas por los azules, por ejemplo, puedes combinar candelabros con velas azules, calcetines de la misma tonalidad, marcos de fotografías y postales...

Naturaleza en estado puro 
Inspiraos en un material en concreto, piñas, por ejemplo, y realizad una guirnalda en este material que enmarque la chimenea mientras pequeñas macetas con piñas de distintos tamaños realzan vuestra repisa. Una gran cesta repleta de este material a uno o ambos lados finaliza la decoración.

Guirnaldas de fruta 
Haz una divertida guirnalda natural encima de la repisa de la chimenea utilizando una piña, naranjas, manzanas, limones o cualquier fruta que se te ocurra. El resultado será fresco y original.