Las ultimas tendencias en la decoración de suelos


A la hora de renovar los pisos de nuestro hogar, debemos tener en cuenta una serie de requisitos tales como la limpieza, la resistencia, la calidez y la estética. Es así como la elección del material para revestir los suelos resulta esencial para lograr resultados sumamente prácticos y funcionales.

Los materiales para revestir suelos se dividen en dos categorías: fríos o calidos. No olvidemos que la textura, el color y el acabado son factores fundamentales.



Entre las opciones de pisos cálidos que se encuentran en el mercado podemos hacer mención en primer lugar, de la tarima de maderas nobles, que son de un precio elevado pero se pueden barnizar, pintar o teñir.

El parqué por su parte, posee infinidad de tipos, texturas y maderas (madera maciza o contrachapada). Una alternativa al parqué tradicional es el sintético o laminado, que imita a la perfección el dibujo de la madera.

El corcho es uno de los materiales más cálidos del mercado, que se puede usar en paredes y suelos. Su principal ventaja es que un gran aislante de ruidos, del frío y de la humedad.

Dentro de la categoría de las moquetas, se encuentran las naturales y las sintéticas. Ambas de fibra natural y de muy fácil colocación, resistentes y cálidas.

Para lo que a suelos fríos se refiere, el mármol es el que se destaca sobremanera por su gran dureza y su capacidad de combinación con otros materiales. El problema reside en los cuidados de limpieza y de pulido que requieren este tipo de suelos.

Los pavimentos de baldosas pueden ser de piedra natural o artificial, y se caracterizan por su buen aspecto, facilidad de limpieza, y su dureza.

El mosaico existe en diversos colores y materiales como la piedra, la cerámica y el vidrio. Es más costoso porque en general su trabajo es artesanal.

Finalmente el cemento pulido puede utilizarse tanto en el exterior como en el interior, pero específicamente para los grandes espacios como los lofts.