Algunos consejos para decorar tus cabeceros de cama


La buena decoración no sólo es cuestión de economía, sino de intuición. Tener un estupendo presupuesto no es garantía de un excelente interiorismo, por eso muchas veces apreciamos más una estética que es fruto de la inventiva, que aquella que imponen los ambientes prefijados de los catálogos. El cabecero de la cama es una pieza clave dentro del dormitorio, y si nos implicamos de lleno en la creación y ornamentación del mismo, el resultado final nos enorgullece todavía más.

Se han desfilado una gran cantidad de habitaciones cuyo patrón obedece a varios estilos: romántico, clásico, oriental, rústico, retro, etc. Hay foreras que con una dosis de arte y otra de pericia han logrado fabricar su propio cabecero. Otras, han preferido adaptar objetos para tal fin, y también hay quien lo ha comprado en una tienda pero ha vertido en la pared sobre la que apoya su toque personal.