Pinta el techo de tu hogar


Es cierto que un techo blanco o de un color muy claro se ve más alto. Es cierto también que el techo es la parte del cuarto que menos luz natural recibe, y que un color claro o el blanco captura más luz. Teniendo esto en cuenta, todavía podrías pintar de un color fuerte el techo para darle un toque distinto a tu casa.

Si quieres utilizar un color oscuro, como un rojo o azul, es aconsejable que las paredes estén pintadas en tonos más claros, como aconseja la página web de decoración Pintomicasa.com. Es cierto que el techo se verá más bajo, pero con las paredes claras, el espacio se verá más amplio. Es una buena combinación para pasillos estrechos.



También podemos elegir distintos tipos de techos: cubrirlos con azulejos para lograr un toque exótico y muy chic, puedes a su vez dejar las vigas de madera a la vista pintados de un tono llamativo de esta manera crearás un diseño geométrico, clave en la decoración

Un solo tono

Si quieres crear un cubo de color, puede pintar las paredes y el techo del mismo tono. Hay gente que prefiere delimitar el techo de las paredes utilizando molduras de otros colores, y es un bonito toque decorativo. Ten en cuenta que esto achica la habitación, por lo que es más recomendable un solo color en espacios grandes como una sala.

No olvides que una tonalidad oscura dará una impresión de espacios más pequeños, creando un efecto de intimidad, mientras que los techos blancos propiciarán una sensación de altura debido a la luz que reflejan