La decoración al estilo Mediterraneo


La decoración de estilo mediterráneo es una decoración que tendrá mucha influencia a partir del paisaje mediterráneo del mar y el sol ( y como vemos también en el estilo italiano), por lo que tendremos que tener en cuenta para adaptarlo a nuestra casa, el que cuente con determinados colores y elementos que nos permitan recrearlo al máximo. Veámos cómo conseguir una decoración de estilo mediterráneo.



La decoración de estilo mediterráneo, se caracteriza por ser una decoración en la que la luminosidad esté muy presente ya que toma como influencia el color azul del mar, el brillo del cielo o el blanco de las casas que suelen ubicarse junto a las costas del mar mediterráneo.

Es importante que si queremos tener un salón, un dormitorio o toda la casa decorado con este estilo, tengamos en cuenta que por ejemplo es mejor optar por un mobiliario que no sea muy recargado, y sobretodo por el color blanco para las paredes, o si queremos variarlo el azul cielo también nos puede servir, mientras que en estancias como la cocina también podemos elegir los tonos en ocre o el verde oliva.



En cuanto a los materiales, y aunque la madera puede estar presente, es mejor que optemos por todo lo que sea mármol o pizarra, mientras que las persianas pueden ser de flecos o elementos naturales y que nos acercarán más al estilo relajado que nos transporte al mediterráneo.

Además las vigas de madera en el techo, los azulejos para zonas como la cocina o el baño, o los mosaicos son otros elementos que pueden acercarnos a este estilo decorativo.

Ya os hemos hablado de los tonos que mejor recojan la luz natural para llenar de luminosidad nuestra casa de estilo mediterráneo.

Repito que el blanco será nuestro mejor aliado para las paredes, y más si optamos por combinarlo con un azul por ejemplo en un dormitorio o el ocre o marrón para los muebles de un salón.

Es mejor evitar todos aquellos colores que sean muy intensos o llamativos, ya que estos lo único que hacen es dar la sensación de que el espacio es mucho más pequeño y si por algo se caracteriza esta decoración es por el hecho de aprovechar el espacio sin que este se vea para nada recargado.

El estilo mediterráneo puede estar presente en cualquier estancia de la casa, por ejemplo una sala de estar puede tomar su influencia para formar ambientes como este, en el que no sólo destacan los colores elegidos, con el azul de cortinas , cojines y mesita sobresaliendo, sino que cabe señalar las vigas, las formas redondeadas del arco del techo, el suelo con baldosas e incluso el ventilador de aspas en el techo.

El azul y el blanco se repiten como tonos destacados para este dormitorio mediterráneo y que además cuenta pocos elementos más allá de la cama, una pequeña cómoda y una mesilla a lo lejos. De este modo podemos ver un espacio mucho más amplio cuando en realidad se trata de un dormitorio bastante pequeño.

En cuanto a los baños, cabe añadir que este estilo es quizás de los más acertados teniendo en cuenta que tonos como el azul son ideales para estancias como esta. Fijaros en que este baño con influencia mediterránea cuenta con una moderna ducha con mampara y a la vez con una bañera. Tengamos en cuenta que este estilo es algo clásico y que elementos como la bañera son también todo un acierto.