Consejos para organizar tu hogar


Todo lo que no necesites en cada habitación de tu casa debe ir saliendo para otro lugar, para que así tus problemas de almacenamiento no sean aún mayores de los que ya tienes. Ya sea que botes lo que no necesites, lo regales o lo traslades al sótano o el garaje, ponlo fuera de tu vista. Una vez hayas decidido que es lo que en realidad quieres y necesitas en cada habitación, es hora de buscar un lugar para ponerlo. A continuación te doy algunas ideas.



- Mira hacia lo alto: Posiblemente no haya nada más alto de un metro y sesenta centímetros en tu habitación, pero existe una gran cantidad de espacio arriba. Por eso puedes instalar un estante abajo del techo en donde puedes poner tus colecciones, plantas, fotografías o sombreros. Y si vives en un lugar en donde se presentan varios temblores de tierra, asegúrate de pegar tus objetos valiosos con algún producto basado en la cera.

- Sobre la ventana y en la pared: Pon un estante sobre las ventanas de una habitación para poner cosas que no usas, pero que amas mirar. También puedes encontrar estanterías estándar de cualquier tamaño para poner libros y objetos decorativos. Si en el hogar en el que estás vas a quedarte por algún tiempo, puedes mandar a hacer estanterías para tus necesidades, porque estas soluciones brindan mucho espacio y casi no lo ocupan.

- A puerta cerrada: Es ideal no tener que mirar las cosas que estás guardando, a no ser que sean decorativas. Incrementa tu espacio de almacenaje con armarios cerrados. También puedes escoger una mesa para el lado del sofá o de la cama que tenga una base cerrada con cajones o estantes. O un escritorio con varios cajones para guardar archivos y objetos de oficina.