Algunos Consejos para un look de decoración económica


Anímate a darle un nuevo “look” a tu hogar. Aunque la recesión económica existente nos ha obligado a recortar unos gastos que pueden considerarse innecesarios, la decoración o re-decoración de tu hogar no tiene por qué sufrir ya que no tiene que ser costosa.



-  Las telas alegres con estampados atrevidos o colores fuertes pueden hacer un gran cambio en la decoración de tu hogar. Puedes utilizarlas para cortinas, tapar alguna mesa, hacer fundas para los cojines, tapizar sillas del comedor o para cubrir el sofá. Sólo atrévete a jugar con las formas y los colores para darle un toque de alegría a tu espacio.

- Aprovechando las telas, puedes complementar la decoración pintando alguna pared del mismo espacio. Cambiarle el color al interior del hogar podría tomar mucho tiempo. Y si eso es exactamente lo que no tienes, una sola pared puede hacer la diferencia.

- Coloca lámparas en lugares específicos para que cambien el ambiente de algún rincón del hogar. Con éstas, podemos transformar el salón familiar. Por ejemplo, la iluminación tenue puede darle un toque de intimidad y convertir el salón en un tipo “lounge”, listo para invitar a algunas amistades en estas navidades.

- Los espejos no sólo hacen que un salón pequeño se vea más amplio, sino que son más baratos que los cuadros (sin quitarles mérito). Además, reflejan los colores del espacio, aportan luz e interés a una pared sin gracia.

- ¡Verde que te quiero verde! Las plantas resultan uno de los artículos de decoración más efectivos (y poco costosos) para cualquier rincón de la casa. El verdor de las plantas añade armonía, frescura y crea un efecto positivo en la psicología humana. Una planta grande y frondosa se puede colocar en el recibidor o en alguna esquina de la sala. Por otro lado, las plantas más pequeñas pueden usarse como centros de mesas y sobre superficies vacías para dar vida y alegría al salón. Recuerda acudir a un buen vivero y pedir consejos al personal para comprar las plantas que mejor se adapten a las características de luz y calor de su salón.

- No olvides que tienes la posibilidad de restaurar los muebles antiguos por ti misma o recurrir a las tiendas de segunda mano sin que ello implique un resultado estético desafortunado. Por ejemplo, hay sitios en internet en donde las personas venden sus muebles por razones de viajes a última hora o mudanzas. Muchos de esos artículos están en buenas condiciones y buen precio.

-Recuerda que es mejor invertir más en unos muebles de buena calidad que en los accesorios. En Puerto Rico hay muchas tiendas con artículos “buenos, bonitos y baratos”. Sólo hace falta un buen ojo y un buen gusto.