Usos y beneficios de los focos LED


En los últimos años parece que bombillas o fluorescentes han pasado a la historia en muchas casas y de hecho si compramos un piso o una casa de reciente construcción, nos daremos cuenta que tienen instalados los “famosos” focos LED que además de permitir que no tengamos que instalar lámparas o que el techo se vea sobrecargado, permiten una buena iluminación y además ahorran energía.



¿Qué son los focos LED?
  • La tecnología  LED no es algo que sea de reciente descubrimiento, de hecho los primeros focos o en realidad bombillas de LED datan de los años 60, cuando comienza a fabricarse un tipo de luz que se produce al aplicar una pequeña corriente eléctrica, , sin producir calor y con un color definido.
  • Los primeros LEDS son esas luces que todos tenemos, y que conocemos, de electrodomésticos (los interruptores) y que se encienden o apagan cada vez que los conectamos a la corriente eléctrica.
  • La luz que emiten se obtiene a partir de diodos en color rojo y verde, por lo que hasta hace poco años era prácticamente imposible lograr fabricar una bombilla LED que emitiera luz blanca para instalarse en las casa o de hecho en cualquier parte. Algo que finalmente se ha resuelto gracias a la mezcla de la  luz roja, verde y azul. Se puede hacer un experimento: mirar desde muy cerca una parte blanca de la pantalla del ordenador y comprobar que está compuesta de diminutos puntos de estos colores. Al alejarse, se ve el color blanco.
  • El descubrimiento de poder crear esta mezcla, gracias a que se logró el diodo de color azul, hace que nuestro mundo o de hecho su iluminación cambie por completo hasta el punto de conseguir que las casas tengan esos focos que no necesitan de las tradicionales bombillas incandescentes.




Beneficios de los focos LED:
  • No existe una bombilla que sea etérna, o que nunca se funda, y aunque parece que hace poco surgieron informaciones sobre la creación de una que duraría para siempre, no interesa mucho a las compañías que se comercialize.
  • Los focos LED pueden ser tan sólo la primera opción de poder contar en las casas, con una iluminación que tenga una duración prolongada.
  • Este tipo de luz consume 10 veces menos de lo que consume una bombilla tradicional por lo que podemos optar por ellos no sólo para ahorrar energía sino que además nos daremos cuenta que aunque son algo más caros, a la larga van a permitir que ahorremos bastante en el cambio de bombillas. La estadística asegura que los LEDS duran 50 veces más que una bombilla incandescente.
  • Por otro lado tenemos la luminosidad o luz que emiten, ya que los focos LED son son más brillantes que una bombilla y, además, la luz no se concentra en un punto (como el filamento de la bombilla), sino que todo el diodo brilla por igual.
  • Por último tendremos que hacer referencia  su tamaño. Podemos decir que los focos LED ahorran mucho espacio en cualquier lugar donde los coloquemos y de hecho cuando estan apagados incluso son decorativos.
  • Nos daremos cuenta que por ejemplo en las cocinas integradas se utilizan mucho estos focos LED ya que ocupan muy poco espacio. Lo mismo ocurre con el baño o con una habitación o un comedor, estos focos los podemos integrar en el techo y apenas notaremos que estan presentes a través de las que se conocen como lamparas o focos empotrables.