Usos de la decoración con marcos


A la hora de decorar una pared tenemos múltiples posibilidades... Desde vinilos, papeles pintados, colores atrevidos que contrasten con el resto de la decoración o fotomurales. Como vemos la oferta es casi infinita e incluso podemos mezclar todos estos componentes en una composición única. 

Si queremos un toque verdaderamente personal podemos optar por crear una composición única de marcos, letras, pequeños recuerdos nuestros... De esta forma estamos llenando una pared de recuerdos y dando a todo un carácter completamente personal y diferente a todo lo visto. 

Si nos decidimos por este tipo de decoración debemos seguir algunos pasos y máximas para que la composición de marcos sea un éxito. 

Lo primero es probar... 
Lo más complicado para alcanzar el éxito es pensar en la combinación de colores. Lo más sencillo es recurrir al binomio blanco y negro que siempre da buenos resultados y no nos complica demasiado.



Si optamos por tonos de colores fuertes o la pared ya tiene un color encendido, podemos buscar la armonía usando marcos del mismo modelo o del mismo color.

Imaginación al poder
La imaginación es fundamental en este tipo de composiciones. Por ejemplo podemos mezclar letras en madera e imágenes para dar relieve y usar diferentes formatos a la hora de hacer la composición. Nos encanta la idea de Inesitta de dedicar una pared entera a recuerdos, imágenes especiales...

Si nos gusta la decoración sencilla podemos crear una composición sólo con marcos. En este caso podemos pintar los marcos del mismo color que la pared para sólo jugar con las formas o ponerlos en colores distintos.

Si queremos algo único y personal lo mejor es mezclar todas las ideas, buscar láminas que tengan algo que ver con nosotros, con nuestros gustos y aficiones. La clave está en no tener prisa y buscar cada elemento hasta dar con la composición más idónea.