Como decorar con fotografías


¿Quién dijo que el único modo de decorar las paredes fuera con cuadros o vinilos? Lo cierto es que existen otras opciones, como por ejemplo la de decorar con espejos, o de hecho utilizar fotos que nos gusten mucho y colgarlas de modo que aporten mayor estilo a nuestra casa.

Aunque en muchas casas podemos encontrarnos con paredes repletas de fotografías, estas suelen colgarse con un marco y si bien es un método que permite que las imágenes no cojan polvo y se conserven más tiempo, lo cierto es que está algo "anticuada".



Podemos optar por varias opciones, y una de las que más me gusta es la de fijar en la pared una serie de stickers o pegatinas que tengan forma de marco o de cuadro, y una vez pegadas colocar en medio una serie de fotos recortadas para que queden de modo que parezca que estan colocadas con un marco. Las fotos las podemos pegar con un poco de pegamento o de silicona para manualidades.

Otra opción es la coger las foto, pegarlas sobre una lámina de cartón o cartulina y colocarles por encima un poco de papel adhesivo como el de los vinilos de modo que podamos colgarlas después en las paredes.
Lleven o no un marco, las fotos pueden tener distintos tamaños o de hecho ser  verticales u horizontales por lo que a la hora de decorar con estas, podemos optar por seguir un cierto "equilibrio" y elegir formatos de fotos que sean todas iguales, o todo lo contrario y crear un "collage" en la pared que cuente con fotos de todos los tamaños y estilos. Dependerá de nuestro gusto personal.

A partir de nuestra elección, si escogemos la idea de que todo quede "ordenado" podemos optar por ejemplo por colocar todas las fotos en blanco y negro y con marcos que sean negros. De este modo podemos contar con una pared con mucho estilo y además que sea "equilibrada".



Por otro lado si elegimos la "variedad", podemos elegir no sólo todo tipo de fotos, sino marcos distintos para cada una de ellas. La clave de que nos quede bién o no, estará en el hecho de saber qué número de fotos colgar y de este modo no "saturar" la pared; además es mejor que optes por colocar fotos pequeñas o de un tamaño mediano.