Como colocar vinilos decorativos

Lo cierto es que siempre que se trata de trabajos decorativos en el hogar lo primero que tenemos que hacer es pensar si, efectivamente, por el tipo de acciones que tenemos que emprender y el tipo de producto, material u objeto que vamos a emplear, tenemos seguridad de que nuestro trabajo se va a ver recompensado y no será en balde.

En el caso de los vinilos decorativos lo cierto es que el proceso de colocación permite perfectamente que seamos nosotros mismos los que nos atrevamos a colocarlos, eso sí, debemos tener en cuenta el tamaño (a mayor tamaño mayor dificultad) y el lugar de colocación para calibrar si de verdad lo podremos hacer solos o necesitaremos acudir a un profesional para su colocación.



Aunque existen varios modelos de presentación, lo usual es que nos hayan proporcionado nuestro vinilo en el interior de un recipiente cilíndrico que lo protege, por regla general encontraremos que realmente son tres los materiales o capas que componen el producto; por un lado el llamado vinilo de corte por otro lado los papeles siliconados y una tercera capa transparente que cumple la función de ayudar a la colocación.

Lógicamente los primeros pasos tienen que ver con la superficie donde instalaremos el vinilo que deberá estar limpia, seca y lisa y, muy importante, fuera de cualquier foco de calor.

El siguiente paso es crucial ya que se trata de decidir ya sobre la superficie el lugar donde quedará instalado el vinilo, para ello, después de tomar las medidas correspondientes colocaremos el producto con el papel siliconado tocando la superficie de colocación, algo que podemos hacer sujetándolo a la pared con cinta de papel ancha o similar.




La fase crítica de despegado del papel siliconado es fundamental ya que a la par que lo retiramos con suavidad debemos presionar lo justo con la herramienta que vayamos a utilizar (una espátula por ejemplo) para que tanto el vinilo como el papel que cumple la función de transportador queden perfectamente adheridos y sin rugosidades.

Ya solo nos queda quitar el papel protector, comprobaremos antes que todo el vinilo está perfectamente pegado y la superficie lista antes de retirarlo con suavidad y, ya tenemos nuestro vinilo decorativo colocado.