Centros de mesa con flores en la decoración de interiores

Los centros realizados a partir de flores que sean frescas son siempre muy bonitos, además de aportar un aroma especial a nuestra mesa. Lo malo es que suelen durar poco tiempo o de hecho tan sólo nos servirán para la ocasión en la que necesitemos tener una decoración especial para nuestro comedor; aunque siempre existe la opción de intentar alargar la vida de las flores todo lo que podamos y de este modo disponer del centro de mesa más tiempo.
Centros de mesa con flores frescas:



Una de las mejores opciones para los centros de mesa de flores frescas, es la de colocar un ramo de rosas o de cualquier otra flor que nos hayan regalado.

Si por ejemplo estamos celebrando una comida especial, y algún invitado te regala flores, en pocos minutos puedes tener un centro de mesa similar al que te propongo en la foto de arriba.
Coge un jarrón que no sea muy alto, coloca agua dentro y luego pon las flores pero deberás cortar el tallo de modo que no te queden muy largas ya que al ir en el centro de la mesa es mejor si no se ve muy alto.

Por otro lado, podemos optar por crear un centro de mesa a partir de distintas flores, y de este modo poder conseguir que tu mesa se vea llena de color y además de variedad de aromas. Un buen ejemplo es elegir flores como las que os muestro en esta imagen.

Piensa que muchas de ellas morirán en pocas horas o al día siguiente habrán perdido su "esplendor" por lo que antes de comprarlas piensa para qué hora lo vas a necesitar o si necesitas que te dure más de un día. Si es así te recomiendo que  una vez acabada la celebración coloques una aspirina dentro del agua en la que esten las flores o sencillamente un poco de azúcar. 

Lo único que hay que hacer es procurar tener unos cuantos jarrones que sean de tamaño pequeño y así podremos colocar dentro rosas a las que cortar el tallo.

Si tienes una mesa grande y para varios comensales, resulta ideal ya que puedes colocar un buen centro de mesa como los anteriores, y además uno de estos para cada invitado y como detalle, al finalizar la comida o la cena se lo pueden llevar de recuerdo.

Otra opción es la de coger las flores frescas, y  sin el tallo colocarlas acompañadas de unas velas, tal y como vemos en la imagen superior.

Lo único que tendréis que hacer para conseguir un centro de mesa como este, será el coger varias rosas a las que iremos arrancando los pétalos y que colocaremos entre las velas que hayamos dispuesto en el centro de la mesa.

Un bonito centro que además es muy sencillo de hacer, y en pocos segundos estará recogido una vez acabe nuestra cena.