Algunos trucos interesantes para tu jardín


Todos agradecemos la máxima comodidad, el 'dolce far niente', y raro es el bricolega que no desarrolla esos trucos veraniegos llenos de ingenio, que proporcionan comodidad en muchas situaciones y actividades vinculadas a las vacaciones. ¡Veamos algunas sugerencias adecuadas para terrazas y jardines!



¿Necesitas una zona ajardinada en un abrir y cerrar de ojos? El truco se llama césped artificial, hoy día encontraremos sucedáneos que cuesta diferenciar de la hierba auténtica. ¡Siempre es mucho más agradable que la dura tierra, o incluso que un césped auténtico lleno de calvas!

Una simple llanta de coche, entera o cortada por la mitad, servirá de práctico soporte para enrollar la manguera. Si quieres pintarla de algún color, sólo tienes que darle antes una imprimación adherente.

¿Necesitas proteger del viento una zona donde juegan los niños, o el rincón cercano donde quieres poner la cuna del bebé? Unos metros de plástico darán el necesario resguardo, sin quitar luminosidad.

¡Recurso simple donde los haya, y agradecido como pocos! Ya sea desde la planta superior de un chalet o desde un quinto piso, una cesta sujeta con un cordel te permitirá entregar y recoger infinidad de cosas desde la ventana o el balcón, sin necesidad de bajar: unas llaves, el biberón del chico, las gafas de sol, un botellín de cerveza, el monedero, unas medicinas, la crema para el sol...

Y para que el mantel no se levante continuamente con el viento, basta prenderle unas pinzas con algún peso. En las tiendas hay todo tipo de diseños, a nosotros buscando la máxima comodidad nos basta con unos sencillos guijarros. Si no quieres ponerte a hacer agujeros taladro en ristre, basta con dos vueltas de alambre para sujetar la piedrecilla.