Algunos consejos sobre muebles y espacios pequeños


Hay muebles adaptados para cualquier eventualidad y la limitación de espacio es una de ellas. Sin embargo, es fundamental que cubramos nuestras necesidades básicas para conseguir crear un hogar acogedor al que nos resulte grato volver.

Cuando nos cambiamos de casa no queremos renunciar a muchas cosas, pero si los metros no nos acompañan no queda más remedio que ser exigente con la decoración. Si queremos seguir leyendo, una estantería es vital y si tampoco queremos renunciar a recibir a amigos o familiares en casa, un sofá que ofrecerles para dormir siempre es bienvenido.

Lo mejor para estos casos es optar por muebles transformables en los que su utilidad a primera vista va más allá en cuanto observamos con detenimiento.



La firma BoConcept afirma que la clave está en el uso de muebles multifuncionales. Y prueba de ello es su propuesta de que un sofá y un puf se convierten en una cama, no muy grande, pero con una comodidad aceptable para pernoctar varios días.

Multi-mesas

El comedor se transforma en pocos segundos gracias a mesas nido: fáciles de mover si no tenemos muchos metros y además las podemos distribuir de forma individual alrededor de la estancia. Las mesas con doble tablero son ideales cuando recibimos a muchos comensales, transformándose de 90cm. hasta 1,80cm.

No olvide que las auxiliares también son un recurso lícito para ejercer la multifunción. Las hay que incorporan una lámpara y bajo su repisa esconden un cajón para guardar su libro favorito, las gafas de lectura o cualquier complemento que pueda serle de utilidad.

Pequeñas mesas frente al sofá pueden ser un recurso sencillo para picar algo, las hay que elevando el tablero se transforman en mesas amplias y a la altura suficiente para adaptar sillas.

Colocar el ordenador en un sitio que no ocupe mucho espacio es todo un reto. Para empezar opte por un portátil, su reducido tamaño ya será toda una ayuda. Ikea le propone situarlo incluso en una balda de la pared, si realiza consultas ocasionales es una posibilidad a tener en cuenta.

Las mesas auxiliares, también en este caso, son una propuesta ideal. Las hay que sacan un mini tablero adicional que desplegado es una minimesa donde trabajar y consultar las últimas noticias y los correos electrónicos recién llegados.

Las televisiones con pantalla plana han venido a favorecer espacios pequeños, no sólo puede colocarla sobre cualquier mueble sino que también puede colocarla en la pared como si de un cuadro se tratara.

Puertas abiertas

Olvídese de los muebles cerrados. Las estanterías ofrecen el mismo servicio, sin que parezca desordenado. Varias repisas para zapatos no sólo le permiten sentarse mientras se calza, sino tener a la vista todo su repertorio para poder elegir, según lo requiera la ocasión.

Puede seguir almacenando libros, CD’s o DVD’s, se trata de colocar repisas que no despeguen directamente desde el suelo. La parte más alta de las habitaciones es un lugar ideal para instalarlas, así la estancia permanecerá despejada.

En la habitación decídase por un canapé-arcón donde poder alojar todo aquello que no utiliza a diario: la ropa de invierno, de verano, sábanas o toallas e incluso abrigos. Anote lo que tiene, no sea que luego no recuerde lo que con tanto esmero guardó.

En la cocina consiga suprimir menaje innecesario, no duplique. Si es adicto a los zumos decídase por una licuadora en lugar de por un exprimidor de naranjas que limita los jugos que pueda disfrutar su paladar.

Como no tendrá mucho espacio para guardar los cubiertos puede situarlos en un recipiente redondo sobre la encimera, en lugar de en un cajón.

Utilice barras para colgar con algo de imán y con posibilidad de añadir pequeños ganchos, así podrá tener a mano las herramientas más necesarias para cocinar. Si además añade una pequeña repisa, la sal, el aceite, pimienta. Hasta se puede permitir el lujo de una pequeña planta.

Cuando los armarios son pequeños utilice barras deslizantes. Con este sistema conseguirá que el espacio se multiplique para utensilios pequeños y grandes, incluso los aspiradores tienen cabida.

Recuerde que medir el lugar donde va a ubicar los muebles y las dimensiones de éstos le facilitará mucho la tarea y evitará sorpresas desagradables en materia decorativa.

Prescinda sobre todo de elementos que sean puramente decorativos sin ninguna utilidad, aunque tenga un hueco le absorberá espacio y con pocos metros se agradece un lugar donde no haya nada.