Las cocinas de color blanco

Si bien existen todo tipo de colores que se ponen de moda y que se eligen para la decoración de las casas, cómo por ejemplo cuando se vivió un auge por las cocinas rojas; tenemos que decir que este espacio debería estar siempre reservado a los tonos que permitan que se vean mucho más amplias y sobretodo luminosas, por lo que el blanco es una buena opción aunque siempre deberémos tener cuidado de que no se nos manche por efectos de vapores, grasa y que se producen al cocinar.

Cocinas blancas, amplias y luminosas

Las cocinas blancas fueron durante años la mejor opción para darle un toque moderno y a la vez sencillo a este lugar de la casa, pero lo cierto es que desde hace un tiempo parece que está de moda no sólo pintar las paredes de colores que son más llamativos, sino que además encontramos que las marcas de electrodomésticos ya venden estos en colores cómo el rojo, el gris, el negro e incluso el dorado.

Lejos de la "modernidad" que puedan aportarnos este tipo de cocinas, lo cierto es que en casas pequeñas, en las que vamos a contar con un espacio reducido para la cocina, quizás es mejor apostar por el blanco de toda la vida y que no sólo permitirá que se vea más amplia, sino que además se verás más luminosa.

Cabe añadir además que los electrodomésticos en color blanco, y con el auge de los de color, han bajado de precio, así que ahora que estamos en crisis quizás sea una buena opción apostar por ellos.


Cocinas con paredes blancas:

Si estás pensando en la facilidad que tienen las cocinas a la hora de mancharse o en cómo la grasa puede llegar a afecar a las paredes quizás el blanco no sea el mejor color para elegir; pero la verdad es que lo necesitaremos para dar más luz y amplitud al espacio así que no te preocupes por las manchas que existen alternativas.

Las pinturas que se venden hoy en día cuentan con distintos componentes que no sólo hace que la pintura sea más resistente sino que además tan sólo necesitaremos un poco de agua y jabón para limpiar cualquier resto de grasa o las gotas de vapor que se acumulen al cocinar.
Entre este tipo de pinturas destacan, como no, las pinturas plásticas y que permiten que podamos limpiar la pared con una balleta húmeda y poco más.


Estilos decorativos para las cocinas blancas:

Por otro lado, y al margen de elegir el color blanco para las paredes y los electrodomésticos de nuestra cocina, también tenemos que hablar de estilos decorativos, y de cómo estos pueden variar aunque tengan en común el color del que os hablamos.

El blanco es un color que está presente en muchos estilos y por ejemplo actualmente caracteriza el estilo minimalista, así que si quieres que tu cocina está a la última, apuesta por aquellos modelos que son integrados y que además cuentan con muebles lacados.

Por otro lado, también tienes la decoración rústica en blanco, y apostando por armarios y muebles que se presenten en este color pero realizados en materiales cómo la madera.

Otro estilo será el vintage para el que podéis elegir materiales cómo la porcelana, para la vajilla, las baldosas para la pared, el cristal para las puertas de los armarios, y la madera para los muebles; y todo ello lo podéis tener en color blanco.