El color Amarillo en la decoración de interiores





Una de las cosas más fabulosas del verano es su luz. Y es que la luz en esta época del año es particularmente cálida y resalta el tono amarillo de todo lo que nos rodea. El amarillo es el color  más alegre  en el espectro cromático. En la decoración, el color amarillo brillante es a menudo relegado a los accesorios. Y nadie se queja de los cojines amarillos o aparatos de cocina, el color funciona como un gran acento ostentoso. Pero no necesariamente tiene que ser usados con moderación. De hecho, puedes utilizar este brillante tono en cualquier lugar, siempre y cuando tengas un buen plan decorativo. El amarillo atrae la mirada y se convierten en un punto focal automático.



- El Amarillo es uno de los colores más versátiles del círculo cromático: combina a la perfección con violeta, púrpura o índigo; rompe la dureza y frialdad del gris, azul marino y la berenjena. El amarillo también combina bien con otros tonos cítricos (naranjas y verdes).

- El amarillo brillante puede deslizarse entre las tonalidades naranja y verde. La mayoría de los amarillos en la decoración tienden a estar en el lado más cálido, con tonos durazno. Pero hay un montón de espacio para los amarillos verdosos también, lucen muy contemporáneos y actuales.

- El amarillo es perfecto para iluminar una estancia en la que predominen tonos tierra y neutrales.  Si quieres una decoración más fresca y luminosa, combína el amarillo con mucho blanco.