Gracias a las nuevas tecnologías cada vez mas personas trabajan en casa una parte o toda su jornada. Si sueles llevarte trabajo a casa o tu centro de trabajo está en casa, tener tu propio rincón donde te sientas a gusto te ayudará a trabajar mejor.
Oficina en casa

Si tienes una habitación disponible puedes crear tu propia estudio u oficina en casa sin ningún problema de espacio, sin embargo si tu casa es pequeña también puedes lograr un lugar donde tengas tu pequeño rincón u oficina. Con la llegada de los portátiles montar tu oficina es aún más fácil. Te damos ideas para lograr optimizar el espacio.

En la foto de portada puedes ve cómo en un pequeño espacio hay un puesto de oficina para dos personas. La mesa en blanco se divide en dos usando un singular biombo que además sirve para poner foto


Invierte en muebles funcionales

En cualquier gran superficie o tienda de muebles puedes encontrar mesas escritorios que tiene repisa para el teclado, cajones y muchas llevan incorporado alguna pequeña estantería para libros u objetos. En el mismo lugar que pones la mesa en la parte superior si es posible puedes colocar varias lejas que te pueden servir para libros o documentos.

La silla es importante sea cómoda, regulable en altura.


La iluminación es fundamental. Sitúa el despacho si es posible en una zona bien iluminada por luz solar, sino es así ten siempre luz blanca de bajo consumo cerca de donde trabajes.

En la foto superior una origina oficina portátil. Espacio para mesa, ordenador, archivo, impresora. Ya te puedes llevar la oficina a cualquier rincón de casa que te apetezca.

Cada cosa en su lugar

Aunque tu oficina sea pequeña puedes tener un lugar para mesa, ordenador y silla. El centro de trabajo.

Luego otro lugar que puede ser en una estantería o lejas o un armario donde guardes carpetas, documentos, libros, materiales que necesitas para tu trabajo.



Al instalar hardware y periféricos
  • La impresora, el ordenador son herramientas que usarás a menudo, deben tener un fácil acceso.
  • Siempre deja un espacio para que circule el aire tras la CPU y la pantalla del ordenador si tu equipo es fijo.
  • Si es posible tener la CPU sobre o abajo de la mesa mejor que tenerla separada, si usas menos el escáner puedes tenerlo fuera del area de trabajo para no restar espacio.
  • Usa regletas de seguridad con múltiples enchufes (de las que tienen interruptor)para poder encenderlas y apagarlas con comodidad.
  • La silla de trabajo
  • Debe ser una silla regulable para que nos permita sentarnos erguidos. Recuerda que las piernas deben formar un ángulo de 90º.
  • La silla debe subirse o bajarse hasta que la mesa quede a la altura del codo. El brazo y el antebrazo también deben formar un ángulo de 90º.
  • La mirada debe estar alineada con el monitor, para evitar malas posturas del cuello.

Los colores

Si tu oficina es pequeña, los colores claros o metálicos, te ayudarán a crear una mayor sensación de amplitud. El blanco, beige, el marfil, el color plata, aluminio, el cromado. Los muebles trasparentes, mesas y sillas son ideales para espacios pequeños y además están muy de moda.



Oficina en el armario

Siempre hay una solución aun en espacios pequeños. Tal como ves en a fotografía un armario puede servir para tener tu propia oficina. Además puedes aprovechar muy bien el espacio añadiendo baldas o estantes. Contenedores o cajas para tener todo ordenado.



Estudio profesional en casa

Fotógrafos, diseñadores, arquitectos o abogados estas profesiones a menudo se enfocan para tener un estudio en a propia casa por lo menos al comienzo. En este caso aunque sea una oficina en casa también es un lugar donde se reciben visitas.

Buscar una zona amplia y lo más diáfana posible. El uso de pocos muebles y colores claros ayudará a dar ligereza visual a la decoración. Esto es importante sobre todo si tenemos poco espacio.


Es importante maximizar la luz natural y también usar persianas o estores que nos proporcionen mayor intimidad si es necesario. En las fotografías vemos estudios u oficinas donde prima el blanco y el negro y los colores madera.

El término nos traslada a épocas donde las casas eran muy grandes  y había una o varías habitaciones dispuestas para este fin. Las cosas han cambiado y el tamaño de las casas también. Hoy es más difícil contar con una habitación de invitados exclusivamente para ese fin. Con las casas pequeñas cualquier  habitación es un bien escaso, pero si tienes una habitación, puede convertirse en el dormitorio de invitados.



Estos tres aspectos los tenemos que tener muy en cuenta, para planificar la decoración de la habitación.

1- El espacio del que dispones.

En el apartado ideas te contamos alguna interesante si tienes poco espacio.

2- La luz

Si tienes mucha luz puedes usar colores más intensos, sin embargo al ser una habitación de invitados se recomiendan colores suaves. Si tienes poca luz colores  neutros, blanco, beige, marfil, gris perla,

3- El presupuesto

Se práctica, en el apartado ideas hablamos de muebles funcionales. Hay alternativas a gastar dinero en camas, o mesitas de noche que te restan espacio y solo usas de vez en cuando. Compra solo lo necesario y mejor si puedes aprovechar muebles que ya tengas. Se lleva lo vintage, muebles envejecidos puede quedarte muy bien en una habitación de invitados.





Ideas

-    Si ya tienes una habitación con dos camas o una cama, piensa, ¿le podrías sacar más partido a ese espacio? A la hora de decorar hay que tener en cuenta el uso que le damos a cada espacio.

Tener una habitación de invitados cerrada y solo usarla cuando viene algún invitado es desperdiciar metros de tu casa. Sofás cama, camas nido, o camas compacta como la de la fotografía superior son buenas ideas para una habitación de invitados.



-    Una  habitación de invitados puede tenar dos o una cama amplia y cómoda pero en forma de sofás camas o camas nido o. Hay sofás camas tan cómodos que sorprenden, cuando hace falta se usan y el resto del tiempo son un sofá y no quitan espacio.

-    El sofá además puede llevar módulo arcón, así tendrás un sofá, una cama y un espacio extra para guardar ropa de cama o de temporada. Hay sofás de distintos tamaños, algunos con cama  de matrimonio.

Si lo que quieres son dos camitas, piensa que puedes poner dos sofás en forma de L. También tiene sofás con dos camas en forma de cama nido.  Los sofás te ocuparán menos espacio que dos camitas montadas. Podrás usar la habitación como salita de estar o despacho (o cuarto de plancha).



-  En la pared puedes poner alguna estantería que no reste espacio. Mejor a pared que a suelo, se lleva lo minimalista y por lo tanto el suelo despejado. Piensa en la decoración cuando la cama está abierta, para así colocar alguna mesita cercana anclada a pared o suelo. Si anclas a pared logras mayor sensación de espacio, y facilitarás la limpieza.

-    Su la habitación no dispone de armario empotrado necesitarás un armario para cuando los invitados vengan. No hace falta sea muy grande. Puedes aprovechar una esquina o puede estar detrás del sofá  (compra puertas correderas y podres ganar espacio al ponerlo detrás de un sofá), solo necesitas dejar espacio para que la persona puede acceder al armario pero las puertas al ser correderas no te molestarán al abrir.

Detergentes, friegasuelos, quitamanchas, amoníacos, disolventes de grasas, limpiacristales, espumas para limpiar el hormo... la lista de productos químicos que ayudan a mantener el hogar limpio, libre de gérmenes y con buen aspecto, es numerosa y puede absorber una parte considerable del presupuesto mensual sin embargo muchas veces podrían sustituirse con cosas que incluso tienes en tu refrigerador.



Algunos productos de limpieza se adquieren en previsión de que ocurra un inconveniente puntual y después de utilizados quedan olvidados en algún rincón de la casa, hasta que el problema se repite meses o incluso años después, y ya no sirven porque se han secado, estropeado o han superado su fecha de caducidad.

Hay una serie de sustancias que no contaminan, están siempre a mano y se pueden utilizar para limpiar el hogar, sin necesidad de correr riesgos ni gastar mucho dinero. Sólo se trata de conocerlas y aprovecharlas. Aquí te damos diez fabulosas soluciones de limpieza con sustancias naturales y súper accesibles.

1. Según la experta en economía y gestión doméstica Silvia Ribas Hidalgo, la campana extractora de la cocina puede limpiarse y desengrasarse con la ayuda de un cítrico muy habitual en la mayoría de las cocinas y disponible todo el año: el limón. Hay que hervir el jugo de tres o cuatro limones, además de aromático, el vapor que genera es un excelente desengrasante y ablandador de suciedad y facilita la limpieza del extractor con la solución caliente.

2. El café no sólo es una de las bebidas más populares en todo el mundo, además sirve para eliminar los malos olores. Si colocas un poco de grano molido sobre un quemador de la estufa aún caliente el aroma inundará tu casa.

3. Esta bebida también es útil para destapar los desagües. Pon un poco de café en agua y luego vierte este líquido en la cañería atascada, deja actuar toda la noche y por la mañan vierte una cantidad grande de agua caliente. ¡Listo!

4. El popular vinagre no sólo sirve para dar sabor a las ensaladas sino que además puede ser eficaz para quitar los depósitos de cal en la máquina lavadora. Para quitar la cal a este electrodoméstico sólo hay que verter cuatro litros de agua con vinagre (una tercera parte de vinagre por cada dos terceras parte de agua) dentro del tambor y efectuar un programa de lavado a alta temperatura.

5. Las bañeras lucirán más blancas y libres de rayas, si se limpian periódicamente con agua con sal fina de cocina o agua con vinagre, aclarando después con agua del grifo.

6. Para eliminar las manchas de sudor de  la ropa, basta con dejarlas en remojo en agua con unas gotas de vinagre unas horas antes de lavarlas en la máquina lavadora.

7. La sal por su parte, no sólo es uno de los ingredientes más versátiles de la cocina, sino que además tienen infinidad de aplicaciones si se quiere una limpieza domestica "más verde". Para limpiar una sartén quemada hay que poner una buena cantidad de sal en el fondo, verter agua hirviendo y dejar actuar la mezclad durante toda la noche.

8. Si lo que se quiere es limpiar las ventanas de la casa, hay que frotar los cristales con un trapo mojado en agua con sal. Después sólo hay que abrillantar las superficies pasándoles un trozo de papel de periódico.

9. "Asimismo, el color de los muebles de mimbre puede recuperarse frotándolos con un cepillo y una solución de agua y sal, en una proporción de una cucharada de sodio por cada 5 litros de líquido", señala Silvia Ribas Hidalgo.

10. La nevera puedes limpiarla con una esponja suave humedecida en agua caliente y bicarbonato. Para evitar los malos olores, pon unas  gotas de vinagre en el agua o coloca un tarrito con bicarbonato.