Separadores clásicos para tus espacios interiores


Sencillo, funcional y muy decorativo, el biombo es un objeto incorporado en el siglo XVIII a Occidente procedente de la sabia tradición oriental. Divide, oculta y, por su propio carácter ornamental, también crea ambientes. 

Existen modelos y diseños para todos los gustos y se trata de una creación perfecta para tu propia casa o para regalárselo a quien estimes oportuno. Para elaborarlo, necesitaremos martillo, taladro, formón, brochas, lija, sierra de calar, seis varillas de latón, tornillos de cabeza allen, cola, barniz, tinte, tubillones, tela, bisagras, tirafondos, seis listones de 160 x 4 x 2,5 centímetros y otros seis de 42 x 4 x 2,5.