Algunos consejos para impermeabilizar tu casa



El techo de tu casa pude dañarse considerablemente durante la temporada de lluvias si no cuenta con el mantenimiento adecuado. Impermeabilizar la superficie expuesta a las inclemencias del tiempo puede parecerte prescindible, sin embargo es una inversión de primera necesidad en la calidad de tu vivienda.

Con al llegada del verano las lluvias no tardan en hacerse presentes y es mejor que te encuentre preparado. Si tiene más de cuatro años que no impermeabilizas o has dado mantenimiento a tu techo, es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones que los expertos de Home Depot nos compartieron:

1. Limpia con una escoba el área donde realizarás la impermeabilización; recuerda que debe estar libre de polvo, aceites, grasa, óxido, humedad, hongos o cualquier otro contaminante que afecte la adherencia.

2. Remueve con una espátula cualquier material que no pueda removerse con la escoba, así el nuevo material se adherirá correctamente.

3. Si el impermeabilizado anterior presenta falsas adherencias o daño considerable, deberá retirarse completamente el impermeabilizante en mal estado.

4. Resana y sella las grietas así como fisuras con cemento plástico, prestando especial atención en los puntos críticos: chaflanes, grietas, domos, bases de tinacos, desagües, instalaciones de teléfono o antenas parabólicas.

5. Verifica que la superficie tenga un mínimo de dos por ciento de pendiente a favor de los desagües y no existan zonas de encharcamiento.

6. Antes de aplicar el sellador revisa que todo el cableado quede por encima de la superficie.

7. La superficie será sellada aplicando una capa uniforme de sellador acrílico sin diluir, deja secar de 2 a 4 horas dependiendo de las condiciones ambientales.

8. Una vez seco, coloca el refuerzo en los puntos críticos aplicando generosamente una capa de impermeabilizante.

9. Coloca la tela de refuerzo y con una brocha aplicarás una segunda mano para evitar burbujas o arrugas.

10. Ya secos los refuerzos los puntos críticos, se aplica la primera capa del impermeabilizante con un cepillo de ixtle, sin ejercer demasiada presión hacia abajo en el cepillo, con la finalidad de esparcir las fibras uniformemente en la superficie.