Como ampliar el espacio visual de tu hogar



Conseguir ampliar el espacio visual de nuestra vivienda es solo cuestión de acertar con los elementos de separación de estancias. Algo que normalmente encontramos en forma de tabiques y que, utilizando otros materiales, podemos integrar en una visión diáfana del espacio de nuestro hogar. Las puertas correderas, los muebles separadores o los biombos son algunas de las opciones que encontramos a la hora de ganar espacio eliminando tabiques. Opciones efectivas que, junto a los tabiques móviles, serán la elección acertada para ampliar el espacio útil de cualquier estancia de nuestra vivienda.

Los tabiques móviles, habitualmente utilizados en lugares de trabajo, también son útiles en una correcta distribución del espacio de una casa, permitiendo además disfrutar de una mayor superficie al no incorporar guías en el pavimento, como ocurre con algunas puertas correderas. Con un sistema de cierre a presión, los tabiques móviles quedan perfectamente anclados al suelo, paredes y techo, permitiendo además su recogida en el lado que más convenga a nuestra distribución. Especialmente recomendados para estancias destinadas a despachos, salas de juegos o demás habitaciones de uso compartido que, en un momento dado, necesiten de la privacidad de las puertas.

La ausencia de los tabiques es otra de las opciones preferidas por muchos para ampliar el espacio de su hogar. Una opción con la que podemos integrar la cocina en el salón ganando así en espacio visual. En este caso, debemos comprobar que la ventilación de la cocina sea la correcta para evitar los olores de la comida por toda la casa. Un problema que podemos paliar eligiendo para la cocina un sistema de separación consistente en un módulo de madera inferior y una mampara de cristal superior. Perfecto para observar el salón desde la cocina pero manteniendo a raya los malos humos derivados de las comidas. Las puertas empotradas también resultan un acierto para separar la cocina del salón, aunque también se pueden instalar en otras habitaciones como el recibidor para ganar más espacio. Privacidad a medida y sin restar un metro cuadrado.