Otra decoración romántica para el 14 de febrero

Siempre hay una buena razón para celebrar el amor, tanto si lleva poco tiempo en pareja como si son muchos los años de convivencia, y existen maneras de hacer brillar un día tan especial sin hacer un agujero en el presupuesto del mes más romántico del año.

Cenas, flores, escapadas, velas, aromas… todo un abanico de posibilidades se abren a tu imaginación. Pero quizá se te olvide lo más cercano, decorar tu hogar con elementos que te inviten a quedarte en la intimidad de la vivienda para compartir una noche mágica.

San Valentín es una excusa magnífica para dibujar en tu casa un espacio romántico, excitante y muy tentador gracias a elementos que puedes mantener después del día en que cupido se hace más presente lanzando sus flechas del amor.

Un mueble sensual, un deseo, un detalle romántico rompe con la monotonía del día a día y del espacio habitual. En el amor todo es lícito, por ello decídete a romper con el regalo más clásico y sorprende a tu pareja con un detalle original y una decoración que impacte.

Bienvenida con amor

Ofrece una bienvenida llena de amor a tu media naranja, pero si no la tienes, no pierdas la ocasión de recordar a tus amigos lo mucho que les quieres con un mensaje de acogida nada más al llegar a tu puerta. Un “Whith love” escrito en el pegado a la puerta, les hará entrar más afectuosos que nunca.

Abre las puertas a regalos llenos de luz para crear un ambiente irresistible, que además mezcla lo tradicional con lo vanguardista: flores que se iluminan para disfrutar de una copa de vino romántica y de un final del día con relax garantizado.

Un sofá con cojines bordados con la palabra clave será también uno de los signos inequívocos de que tus intenciones para crear una atmósfera en la que disfrutar de una velada llena magia y comodidad.

Amor adherente

Un día tan especial tiene muchas maneras de manifestar un “te quiero”. Nada mejor que una decoración adhesiva para que las palabras y los sentimientos no se los lleve el viento.

Proyecto Vinilo te permite la posibilidad de decir esa frase tan universal de la manera más original. Vinilos románticos con los que dibujar un corazón harán que demuestres tu faceta más emocional y tierna.

En recuerdo a la frase de escritor francés Balzac “El amor no es sólo un sentimiento. Es también un arte”, la firma propone una decoración de besos, flores y muchos colores para dejar mensajes con la mejor de las caligrafías.