Las Cerámicas y la decoración

Uno de los revestimientos más populares y utilizados a la hora de revestir suelos y paredes es la cerámica. Este material, surge a partir de la cocción en el fuego de arcilla y agua, además, según las distintas composiciones que se usen para fabricarla, se pueden obtener distintos tipos de cerámica de varios grados de calidad.



A la hora de escoger el más adecuado para nuestro hogar, es necesario conocer las ventajas y características de cada uno de ellos para, así, poder elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Por ello, vamos a ver la tipología de cerámicas que podemos utilizar para decorar nuestra casa.



Azulejo
Es ideal para la decoración de los revestimientos interiores ya que está cubierto por un esmalte vitrificado que puede ser decorado de infinidad de maneras, de distintos colores y puede incorporar volúmenes y texturas. Se trata de un tipo de baldosa tratada a partir de una alta absorción de agua.

Gres esmaltado
Este tipo de cerámica es adecuado para su uso en suelos interiores, pero también, se incorporan en suelos y fachadas exteriores aunque es necesario que posea las características necesarias para resistir las temperaturas extremas: las heladas y las abrasiones.

La decoración de este tipo de material es muy variada, puede ir desde mate hasta muy brillante y pasar de una situación monocromática, hasta una gran diversidad de motivos decorados lo que nos da un sinfín de posibilidades según nuestros gustos y nuestras preferencias. Es interesante conocer que su composición se basa en una combinación de agua baja o media baja con la arcilla necesaria para crear gres esmaltado.

Gres porcelánico
Se caracteriza por tener una absorción de agua muy baja. El color se añade a partir de colorante en su masa lo que hace que tengan una gran dureza y fuerza lo que sirve para recubrimientos interiores en edificaciones residenciales, comerciales e incluso industriales, para suelos exteriores y fachadas y, para revestimiento de paredes interiores. Puede ser de dos tipos:

- Gres porcelánico no esmaltado tiene una absorción de agua extremadamente baja. La cara vista se presenta tal y como queda tras a cocción, aunque, también puede pasar por un proceso de pulido que le aporta brillo y lisura para aportar a tu casa una apariencia más cuidada.

- Gres porcelánico esmaltado posee una absorción de agua algo mayor que el no esmaltado pero continúa siendo muy baja. El resultado de este tipo de gres presenta un esmalte vitrificado que puede ser monocolor o decorado. Esto te permitirá hacer miles de combinaciones para tu hogar.

Gres rústico
Tiene una baja o media baja absorción de agua, no suelen estar esmaltadas y se moldean por extrusión. Estas características hacen que sean muy apropiadas para fachadas y soldados exteriores, así como suelos de espacios públicos o suelos industriales.

Lo más llamativo del gres rústico a la hora de decorar, es que la irregularidad de su color y de su superficie permiten una gran variedad de posibilidades, ya que las tonalidades pueden variar desde el ocre y el pardo muy oscuro y su heterogénea textura permite apreciar algunas irregularidades como una superficie porosa. Todas estas desigualdades son propias del material lo que dará un aspecto más rural perfecto para combinar con cualquier estilo de casa.

Barro cocido
Es muy común aunque, debido a la gran cantidad de productos existentes elaborados con este tipo de material, sus características varían de manera importante de unos a otros. Suelen tener un tratamiento anterior y posterior a su cocción ya que dada su alta porosidad necesitan retoques funcionales, como puede ser la impermeabilidad, y retoques de apariencia, como puede ser el brillo. Se trata de un tipo de material desigual cuyas tonalidades térreas varían, al igual que su textura con poros e incrustaciones fácilmente visibles.

Piezas complementarias
Éstas últimas tienen diversas formas y medidas ya que pueden, incluso, no ser planas. Hay una gran variedad de piezas de este tipo con fines decorativos como los listelos o las cenefas y otros, con funciones claramente definidas como pueden ser los rodapiés, las escuadras, etc. Las aportaciones que le pueden hacer a tu casa con prácticamente infinitas y, además, permiten incorporarle a tu casa útiles funciones.