Como elegir la silla ideal para la oficina

Puede ser el lugar donde más estés durante el día. Son largas horas las que quizá permanezcas pegada a la silla de tu oficina, con la tensión constante de hacer un buen trabajo.



Es por ellos que no debes elegir al azar una silla con esta funcionalidad, muy por el contrario, es preciso que pienses en tu bienestar y busques una cómoda, sin descuidar el buen gusto.

A partir de lo anterior, es preciso que consideres una altura y tamaño adecuado. Dependiendo de tu estatura, debes tener una silla que te permita extender totalmente las piernas y además reposar de manera adecuada tus pies, todo esto para que no estén innecesariamente tensadas.

Pensando ahora en tus brazos, es bueno que tenga manillas que no estén muy alejadas, para que puedas hacerlos descansar más fácilmente. Lo ideal en este caso es que incluso no tengas la necesidad de levantarlos a la hora de para usar el teclado.

Su material debe ser firme y duradero, considerando además que se trate de una tela que no haga transpirar, sobre todo en aquellos lugares donde el clima es caluroso. Lo ideal, por lo tanto, siempre serán las telas de cuero.

En el color tienes una mayor libertad de acción, si gustas eliges tu favorito o lo combinas con el resto del lugar, si es que lo tuyo es una decoración equilibrada.