Trucos para limpiar la alfombra

Para poder conseguir limpiar nuestra alfombra será necesario el que primero de todo sepamos cuál es el tipo de mancha que tenemos que eliminar, si bien la gran mayoría de estas las podemos quitar nosotros mismos y no hace falta que la llevemos a una tintorería.

Manchas que tenemos que limpiar en la alfombra:

  • Si por ejemplo estamos sobre la alfombra y se nos cae algún liquido o nuestros hijos manchan con sus manos sucias, tenemos que decir que lo primero que podéis hacer es reaccionar rápidamente y con un poco de soda y frotando suavemente sobre la mancha podréis eliminarla sin problema. Cuando esté limpia la secáis con una toalla limpia y dándole pequeños golpes para que no queden restos.
  • Para aquellas manchas que ya llevan tiempo y que no hemos sabido como eliminar, lo mejor que podéis hacer es coger y hacer una mezcla a partir de tres cucharadas de vinagre, con dos de detergente y una de agua caliente.
  • Con esta mezcla, frotaremos sobre la mancha hasta que veámos que desaparece, como hacemos con las manchas que son recientes, la acabarémos de secar con una toalla limpia.
  • Aquellas manchas que podemos considerar como más “comúnes” como por ejemplo la cerveza, la gaseosa o el café , el té y el vino aplicaremos esa mezcla que os he mencionado antes de vinagre, detergente  y agua. Tras la aplicación deberémos secar con un poco de papel de cocina que es absorbente y rematamos con un poco de agua para que quede limpio del todo.
  • Por último me queda hablaros de la limpieza general de las alfombras y sobretodo si queremos eliminar cualquier tipo de restos de migas, o de polvo.
  • Para limpiar la alfombra al completo, tenemos que coger un poco de sal común y la tiramos por encima de la alfombra dejando que actúe durante al menos una hora. Luego de esta hora pasamos el aspirador y veréis como os queda espectacular.
Todos estos consejos sobre manchas y como limpiarlas cuando están sobre las alfombras “comunes” y que todos podemos tener en el salón o comedor de casa y que pueden darnos más dificultades a la hora de que queden limpias.
Para las alfombras  que sean de pelo corto es tan sencillo como pasar la aspiradora sobre ellas a diario y os daréis cuenta que todas las manchas se elimina. Además existen productos en el mercado que sirven para poder limpiar en seco manchas concretas y que son ideales para este tipo de alfombras, muy comunes, por otro lado en los cuartos infantiles.