Más ideas y consejos para la decoración rustica en este 2011

Un entorno privilegiado como el Valle de Iguña, en el centro geográfico de Cantabria, es inconcebible sin la presencia de establecimientos dedicados al turismo rural. Pero destacar decorativamente dentro de esta disciplina del interiorismo es complicado cuando no se cuenta con la imaginación y el criterio adecuado.



Merecedoras de un premio al buen gusto son las artífices de la ornamentación de la posada Ocho hermanas, un enclave de ensueño localizado en el pueblo de Las Fraguas. Como su propio nombre indica, se trata de un proyecto común nacido en el seno de una familia muy numerosa. Cada una de las hermanas Castillo ha volcado su estilo particular en una determinada estancia, estando la iniciativa cohesionada por un marcado sello femenino.

Las decoradoras de este acogedor rincón cántabro, es precisamente esa mezcla de ideas decorativas lo que le ha dado a la posada el encanto con el que se quedan prendados todos los que la visitan. Romántica, cálida y perfecta para escapar de la rutina y disfrutar de la belleza del Parque Natural Saja Besaya.