Moderan Silla en forma de una pelota

Eero Aarnio diseño esta peculiar silla en 1962, cuando se mudó a su primera casa y se dio cuenta que tenía toda ella a su gusto menos una silla en la que realmente se sintiese cómodo. De hecho, aún guarda ese primer diseño en su hogar.



Según afirma el creador, diseñarla no le costó nada, ya que sin darse cuenta fue convirtiendo su diseño en una simple pelota. Cuando fabricó el asiento, calculó su estatura sentado para que su cabeza no se diese con el borde y cupiese sin problemas y después calculó que la silla fuese capaz de pasar entre las puertas. Más tarde le añadió la pata e instaló un teléfono rojo dentro. Después de todo esto, bautizarla no le costó nada. Su nombre (silla pelota literalmente) no podía ser otro.

Fue en 1966 cuando Eero presentó el diseño en la Feria de Colonia, teniendo un notable éxito que perdura hasta hoy como uno de los iconos del diseño pop.

La Ball Chair es una silla perfecta para vivir momentos de intimidad, ya que permite bastante privacidad dentro de ella. Es perfecta para relajarte, leer un libro, escuchar música o dormir. Además, podemos colocarla en cualquier estancia, ya sea en el salón, en el living, en el dormitorio…y también resulta un diseño perfecto para exteriores. La verdad es que es una de las sillas más utilizadas en espacios comerciales, tales como tiendas, hoteles, recepciones…

Numerosas son las versiones y copias que se han hecho de ella, aunque la más famosa es la silla colgante, que convierte el diseño en una burbuja transparente. Hoy en día, la comercializan varias firmas como pueden ser Hive o Inmod y Vitra tiene un modelo en miniatura digno de admirar.

Una silla perfecta para rincones con cierto aire pop o retro, pero también para los más minimalistas y vanguardistas; pues es un clásico del diseño que hoy en día sigue sorprendiendo.