Consejos para retapizar los muebles


La mayoría de los muebles, y en especial, las sillas, se desgastan en su superficie luego de un tiempo de uso. Esto no quiere decir que los muebles ya no sirvan más. En lo que hay que fijarse, es que su estructura esté sana, sin polillas o con quiebres, y luego ver cómo está tapizado.
1
Con algunas herramientas básicas, es muy fácil darle nueva vida a tus sillas. Lo primero es elegir la tela que ocuparás para tapizar los asientos. Hay cientos de sitios web que ofrecen telas apropiadas para esta tarea.
Asegúrate que la tela aguante un relleno por debajo, o bien, puede traer relleno incorporado. Si voltean sus sillas, verán que hay tornillos sujetando la estructura. Eliminando estos tornillos, con un alicate de punta fina, ya tienes la mitad del trabajo hecho.
En caso que el tapiz actual esté sujeto con chinches, hay que sacarlos y tener unos de repuestos nuevos, ya que los viejos por lo general pierden su forma, se oxidan y no se pueden volver a reutilizar.
Asegúrate de comprar suficiente tela, para que quede un exceso en caso de necesidad o que alguna reparación haga falta.
Como ven, retapizar una silla muy desgastada, o a la que le quieran cambiar el tapiz, simplemente porque no les gusto el tapiz que le puso el fabricante, es una tarea bastante sencilla, que les puede alargar indefinidamente, la vida a sus sillas.
El tapizar  tu misma tus muebles te permite además, hacer variantes que un maestro mueblista te cobrará muy caro si se las encargas, como por ejemplo, añadirle volantes o algún diseño especial al tapiz.