Otro estilo de decoración oriental

El estilo oriental en la decoración del hogar es muy atractiva. Sin lugar a dudas, todos los recintos que tengan esta modalidad en su interior, van a tener una diferenciación con respecto al resto de las moradas. Todo lo oriental se está poniendo muy de moda y a la gente le atrae de una manera especial. Además, poder desarrollar una decoración de este estilo no es una misión muy rebuscada. Sólo se tiene que observar una revista con algunos ejemplos de casas de China, Japón o Korea para poder percibir todos los detalles que hay en ellas.



En primer lugar para hacer una decoración oriental se tiene que poder tener el centro de la habitación abierta. En lo posible se puede eliminar las paredes, ya que eso dejará en claro y en evidencia una decoración oriental. Lo que se puede agregar es una claraboya. La misma nos dará una iluminación natural y nos permitirá ver el cielo sin ningún problema. Pero en el caso de que no se quiera eliminar las paredes por una cuestión de construcción, se pueden pintar todos los cuartos con colores pálidos. Estos pueden ser en tonos pasteles o claros. Hay que decir que estas tonalidades nos van a ayudar para crear una mayor ilusión de espacio.

Un principio clave que tiene la decoración ambiental es la simpleza. El primer paso que se tiene que dar es acabar con el desorden que haya presente en la habitación. Además, todo el mobiliario que se vaya a utilizar se tiene que dejar de lado, ya que no nos servirá para nuestra decoración.

Finalmente, hay que considerar que la decoración oriental está en sintonía con la naturaleza, los tejidos y los materiales. Hay varios componentes orientales que no pueden faltar en la decoración. Estos son los muebles orientales, las pantallas shoji, los frascos de jengibre, los artículos de porcelana y jade y las lámparas japonesas.