La madera de los pisos, como cuidarla

Los pisos de madera siempre necesitan de mantenimientos y cuidados de la humedad, ya que no siempre se deterioran por mucho agua, como inundaciones, pérdidas de agua de algún caño, sino que el medio ambiente muy húmedo los puede deteriorar.



Los pisos de madera son hermosos cuando están brillantes como el primer día que se los construyó, y no es difícil tenerlos así.

Cuando hay cambios climáticos, los pisos de maderas se ven afectados.

Muchas veces no se tiene en cuenta el aire acondicionado, y estos pueden dañar los pisos, se deben mantener a una temperatura media, ya sea en verano como en invierno, porque los cambios bruscos de la temperatura deterioran las maderas, se separan la costura de los tablones.

Hay que tratar de conservar las maderas y no tener que cambiarlas.

Para la limpieza y que los pisos queden relucientes, lo mejor es emplear productos naturales, que no tienen elementos tóxicos.

Para encerar se puede hacer con aceite de oliva, y cuando se van a lavar hay que ponerle vinagre al agua y luego se pasa con una esponja.

Si tienen algún parásito la aplicación de gas-oil, da buenos resultados.