Importancia del color en la decoración

Actualmente muy pocas personas gastan como solían hacer en otros tiempos en el embellecimieto de sus hogares, sin embargo es contradictorio que la debilitada economía sea la principal razón para necesitar una zona de tranquilidad cómoda y acogedora en casa y que al mismo tiempo impida que muchos propietarios hagan renovaciones.



Pero ¿cómo podemos conciliar el deseo de embellecer una vivienda con la necesidad de economizar? Una posibilidad es incorporar otros colores dentro de casa con un nuevo proyecto de pintura interior.

"Aplicar pintura nueva es una forma económica de mejorar la apariencia de la casa", expresa Debbie Zimmer, vocera del Instituto de Calidad de la Pintura (Paint Quality Institute). "Y los nuevos colores pueden dar por resultado un efecto psicológico positivo".

La realidad es que estamos rodeados de colores frescos, los cuales, por naturaleza, pueden ser estimulantes. Pero Zimmer añade que está demostrado que ciertos colores despiertan sentimientos y emociones deseables específicos. Si estamos conscientes de esto con anticipación, podremos tomar las mejores decisiones relacionadas con el color.

Colores con sentido

Si tu vida es demasiado estresante, podrías volver a pintar las habitaciones donde acostumbras descansar y relajarte, por ejemplo, la sala familiar de color azul pálido o verde claro. Varios estudios han demostrado que estos colores son en extremo tranquilizantes.

Otro método es incorporar colores como gris oscuro o marrón, que también crean un entorno tranquilo, pero comunican más calidez y comodidad que el azul o el verde.

Si, por otro lado, deseas inyectarle energía y optimismo a tu entorno, considera el uso de pintura amarilla. Las paredes de ese color, al igual los rayos de un sol brillante, estimulan el ánimo y le dan brillantez a la perspectiva.

Por su parte, los colores albaricoque, canela y mandarina también son estimulantes. Pero ten cuidado con los rojos, pues incrementan literalmente el ritmo cardiaco y despiertan la pasión. Por tanto, ¡no son ideales para la habitación donde acostumbras pagar las cuentas!

El tono o brillantez de un color debe tenerse siempre en cuenta a la hora de tomar la decisión. Los tonos más brillantes dan vigor, mientras que los más tenues ("moderados"), tienden a ser más relajantes.

Solución económica

Independientemente de cuál sea tu elección a un nuevo patrón de colores, tu reacción al costo que implica volver a pintar tiende a ser positiva. Una persona que acomete sus proyectos por cuenta propia puede repintar la mayoría de las habitaciones de su casa por una suma inferior a $100, y usando además la pintura de mejor calidad, algo que Zimmer recomienda enfáticamente.

"Las pinturas de látex acrílico al 100 por ciento cuestan más que las comunes y corrientes, pero ofrecen el mejor valor por la inversión. No sólo duran más y mantienen su frescura con el paso del tiempo, sino también proporcionan a menudo ahorros inmediatos", asegura Zimmer.

"¿Y cómo si cuestan más pueden proporcionar ahorros?", la respuesta es que las pinturas de látex acrílico al 100 por ciento tienen una mejor capacidad de "ocultamiento", por lo que necesitarás aplicar menos capas, en comparación con las que necesitarías si usas un producto de menor calidad.

Por tanto, si te sientes afligido por el estado de la economía, piensa en pintar tus paredes de azul, verde o amarillo, te costará muy poco, ¡y le darás un gran