Estilos originales con espejos

Los espejos son ideales para decorar paredes en la casa, útiles en el dormitorio, el vestidor, el cuarto de baño e incluso en el recibidor, además en los últimos años se ha renovado su concepto, se han variado las formas e incluso se han multiplicado sus funciones, dependiendo del uso tanto a nivel funcional como decorativo que deseemos darle a nuestro espejo deberemos elegir un modelo u otro.



La primera decisión a tomar es con respecto al tamaño, los espejos grandes a nivel funcional sirven para que nos veamos de cuerpo entero y en lo que a ornamentación se refiere aportan una sensación de amplitud visual e incrementan la luminosidad, creando ambiente, los pequeños, son apropiados para ver sólo nuestra cara y se pueden utilizar como adornos en paredes o sobre muebles bajos. En ambos casos decidiremos además si queremos colgarlo o apoyarlo en la pared o si preferimos colocarlo sobre la superficie del suelo en el caso de los grandes y de un mueble en el caso de los pequeños.



Una vez decidido el tamaño deberemos elegir la forma, tradicional rectangular u ovalada o modernista, asimétrica o representando siluetas de imágenes de lo más diversas, ni siquiera tenemos que restringirnos a un único espejo, sino que podemos hacer una composición con varios de diferentes tamaños colocados con una distribución original.



Aún hay otros detalles sobre los que también tenemos poder de decisión, por ejemplo, podemos elegir entre espejos con o sin marco, la tendencia actual es a no utilizar marco y si se usa que sea un marco liso de madera natural de un color neutro, que no reste protagonismo al propio espejo, en este sentido podemos ver propuestas de lo más diversas como las de la imagen de Gallotti&Radice.