Consejos para decorar la recepcion de tu negocio

La entrada y la recepción forjan la primera impresión que el cliente se lleva de nuestro negocio. Y ya sabemos lo importante que es “entrar por los ojos”.



Por eso es muy importante que que no descuidemos la decoración de esta zona, y así evitemos que las visitas se lleven una imagen errónea de la empresa.

Te damos algunos consejos para decorar bien tu recepción y sala de espera e impresionar a tus clientes.

La recepción debe ser un lugar que invite a entrar, que de la bienvenida al cliente y le aporte, de un sólo vistazo información sobre el tipo de negocio que está visitando. Una decoración y una disposición estratégicamente cuidada, ayudará a que el visitante se lleve una buena imagen de la empresa.

Para empezar, este espacio debería ser un lugar perfectamente iluminado (los lugares oscuros no invitan a entrar y tampoco crean buena sensación). Lo mejor sería aprovechar al máximo la luz natural de la zona, con grandes ventanales, pero si no es un espacio privilegiado en cuestión de iluminación, tendremos que echar mano de halógenos o tubos de flúor.

Para ganar luminosidad también podemos pintar las paredes en tonos claros, que además contribuirán a crear una sensación más armónica.

En cuanto al color de las paredes, recuerda de todas formas, que lo mejor será pintarlas en tonos que contrasten en la medida de lo posible con los muebles o elementos que hayas escogido para esta zona (que no sea un lugar monocromo, excesivamente claro o excesivamente oscuro, si no que haya ciertos contrastes sin llegar a “chirriar” o a ser molestos a la vista como pudiera suceder con papeles de pared con muchas formas o colorines)