Como darle el mantenimiento adecuado al piso de madera

El piso de madera es cálido y encantador, sin embargo, los pisos de parquet requieren de cuidados permanentes, al igual que las alfombras, para lucir perfectos.



El parquet tiene una historia de décadas, y ha venido a competir con él, los pisos laminados y plásticos, pero nada es como la madera natural. Para mantener el piso de parquet, basta con barrerlo y trapearlo con un paño bien estrujado, cuidando de no dejar nada de humedad para evitar que se infle.

Para que el parquet esté siempre en buenas condiciones, deben mantenerlo encerado, ya que la cera impide que este se humedezca, aunque hay también, un tratamiento llamado vitrificado, que lo deja brillante y protegido. La otra opción es barnizarlo.

Cuando el parquet se raya, por causa de los tacones de los zapatos, las patas de las sillas o otra cosa, se puede solucionar rellenando con cera en barra el defecto, luego se deja secar bien y se pasa un paño.

Si el parquet estuviera muy dañado, hay que lijarlo suavemente, para esto existen maquinas pulidoras que se alquilan en tiendas especializadas para el hogar. Cuando pulen un piso de madera, tengan en cuenta que se produce un desgaste, y este disminuye de densidad, por lo que no es un proceso que convenga hacer muy seguido. Pulir los pisos se puede hacer cada 5 o 10 años, dependiendo del uso que se le dé.

Apenas este pulido el piso de madera, hay que sellarlo con barniz o el tratamiento de vitrificación del que les hablaba.