Mas de la decoración con bajo presupuesto


Los conocimientos estiran el bolsillo
A menudo, la mejor compra es el conocimiento. Comprar unas horas de trabajo de un diseñador de interiores puede ayudarte a decidir dónde puedes gastar tu presupuesto acotado y es posible que evites cometer errores costosos con los que deberás convivir largo tiempo. Busca ideas económicas o incluso gratuitas.

Fíjate en las viñetas de los muebles en las tiendas y en los centros de diseño. Recorre casas, visita casas modelo y muestras de diseñadores. Presta atención a los colores de los materiales que ves en restaurantes, bancos y tiendas de ropa. Al final, no importa cuánto dinero gastas para decorar tu casa, sino cuán inteligentemente lo haces.
La imaginación es tu mejor aliado
Para aprovechar al máximo los recursos limitados con los que cuentas, debes estar abierta a las propuestas no convencionales, e incluso excéntricas. Convierte el proceso de emplumar tu nido con poco dinero en un ejercicio creativo, y no en un ejercicio obligatorio.
Explora, experimenta y anímate a ser diferente y tu hogar reflejará casi en forma automática las buenas ondas, el buen gusto, el buen humor y la buena voluntad de pusiste en ella. Píntalo y quedará precioso. Por apenas $25 dólares puedes dar un nuevo cariz con pintura.
Pero no recurras automáticamente al blanco seguro, aunque no estés segura de pintar con tonos más fuertes. Las paredes blancas producen un efecto tipo galería que exige que coloques objetos y muebles bellos. En las habitaciones poco amuebladas, el color blanco intensifica la percepción de que algo falta. Los tonos pasteles y más oscuros rellenan los espacios vacíos de una habitación.
Tampoco debes quedarte con colores sólidos. En la librería, podrás encontrar volúmenes sobre técnicas de pintura decorativacombing, esmaltado, gastado y esténcil. Con un poco de paciencia y práctica, cualquier persona que pueda sostener un pincel, por apenas unos centavos por pie cuadrado, puede convertir una pared en una obra de arte.
Más allá de tus paredes
La pintura tiene tanto potencial en el piso y en los muebles como en las paredes. Tres capas de pintura de poliuretano sobre dos capas de pintura látex dan una hermosa terminación en los azulejos, en el linóleo o incluso en los pisos viejos de madera que están más allá del salvataje.
De la misma manera, puedes obtener el aspecto de unos muebles nuevos sin tener que comprarlos. Pinta un aparador heredado de blanco y obtendrás en forma instantánea un clásico de las casas de campo. Colecciona seis sillas de comedor diferentes de las tiendas de artículos usados y combínalas pintándolas todas del mismo color.