Los cristales en la decoración de la mesa


Uno de los elementos importantes en la presentación de la mesa es la cristalería. En el día a día empleamos vasos, mientras que en cenas y comidas especiales nunca faltan las copas, en ambos casos pueden ser simples y transparentes o incluir diseños y colores. Lo primordial es decorar la mesa con buen gusto para que el comer en ella sea todo un placer.
Actualmente, el mezclar copas y vasos es una tendencia que se encuentra en las mesas y que ha roto con las tradicionales normas de etiqueta, por lo tanto no debe resultarnos extraño combinar una copa de vino con un vaso para el agua.
Para los más atrevidos e innovadores en lo que a decoración del hogar se refiere, los vasos de color son una opción que dará un toque informal a la mesa. Existen dos formas de dar color al vidrio: el pintado o lacado es aquel que una vez fabricado se le aplica el color; mientras que en el vidrio de color a la composición de la materia prima se le aplica la tonalidad que se desea conseguir. Estos además se diferencian en el precio, el pintado es más económico, pero no por ello debemos dejar de asegurarnos que cuente con una garantía para que el color sea resistente al uso diario, en el segundo caso los colores se mantendrán inalterables con el paso del tiempo.
crsitaleriamoda1
Las tendencias en cristalería también se inclinan por el cristal tallado o grabado. Y, si quieres renovarla, ten en cuenta que el vaso pequeño para vino está pasado de moda. Pero sí puedes aprovechar el de agua, si es suficientemente grande para transformarlo en un vaso para licores, como el whisky.
Aunque cada bebida tiene su copa, si vas a adquirir las piezas básicas debes inclinarte por las copas de agua, las de vino y las de cava o champagne. Los fabricantes recomiendan 12 piezas de cada una, ya que en cualquier ocasión puedes recibir más de 6 invitados y no es apropiado mezclar diversos tipos de copas.
crsitaleriamoda2