La iluminación del techo de la cocina



En este apartado se ha ganado mucha libertad, desterrando el tubo fluorescente como única opción. Estos siguen estando presentes al ser una fuente de luz económica y duradera, pero adoptan formas diferentes y estéticas, desde los plafones circulares decorados hasta los tubos estilizados con piezas de metal pulido como soporte.
Las lámparas con un aspecto más tradicional han ganado su lugar en la cocina, aportando una apariencia menos tecnológica y más confortable. Las más tradicionales, aquellas que tiene pantallas u otros ornatos, encuentran buen lugar en la zona del office, convirtiendo esta casi en una prolongación de la sala de estar. La zona de actividad deja lugar para esferas y plafones de los más variados materiales, como el vidrio, el acero o el plástico.
Espero que este repaso por las tendencias en iluminación de cocinas os haya resultado ameno y útil, nosotros seguimos trabajando en nuestro especial de tendencias en cocinas y encimeraspara ofreceros puntualmente nuevos temas.