Decorando con bajo presupuesto




Aprovecha al máximo lo que tienes, y, luego, completa con lo que tienes. Las mejores ideas de diseños son gratuitas. Con tan sólo reacomodar los muebles -separarlos de la pared o girarlos-, se puede transformar y renovar una habitación


Si mueves un mueble de una habitación a otra, puedes mejorar ambos ambientes. Experimenta con lo que tienes a mano antes de ir de compras.
En una habitación simple, los detalles arquitectónicos pueden hacer una gran diferencia a un costo bajo.
Las molduras de madera del almacén de maderas o de la tienda de artículos para el hogar son el equivalente de los apliques arquitectónicos. Vienen en una variedad de tamaños y estilos, y pueden pintarse o teñirse. Utilízalas para enmarcar las ventanas, las puertas o los paneles de empapelado o para crear un tope para sillas.
Del mismo modo, una guarda de empapelado es arquitectura en rollos. Puede agregar detalles decorativos a las habitaciones simples y alterar la forma en la que se perciben las formas y la dimensión de los espacios.
Haz que el espacio te sirva
Aunque no puedas pagar una obra de arte, no debes conformarte con las paredes vacías.
Corta y enmarca 20 páginas de un libro de ilustraciones botánicas o dibujos de arquitectura. Colócalas en una pared para obtener el impacto colectivo de una gran obra de arte.
Convierte una impresión o un póster común y corriente en una pieza de arte extraordinaria, derrochando dinero en un esterado y un enmarcado profesional. Los esterados y los enmarcados pueden hacer que una impresión económica parezca mucho más sofisticada.
De un lado para el otro
Con tan sólo un martillo y un clavo, vas camino a transformar tus tesoros enmarcados en grupos espectaculares. Pero antes de tomar el martillo, prepara los esquemas de tus obras de arte y traza el perímetro en papel kraft.
Cortar las formas y pegarlas en la pared, acomodándolas hasta que te guste como quede. Colocar los clavos para que atraviesen el papel, ajustando la posición de los clavos según cómo van colgados los cuadros. Quita el papel y cuelga los cuadros.
Ahorrar con sábanas
Como vienen en colores sólidos y diseños combinados, las sábanas evitan las conjeturas acerca de cómo juntar y mezclar. Además, por lo general, son menos caras que la misma cantidad de tela.
Utilízalas para hacer cortinas, vestir mesas o retapizar cabeceras de cama dañadas. Convierte las sábanas en cortinas de baño o en un vestido para un lavabo. O coloca tiras de tela de sábanas en las toallas económicas para combinarlas y lograr un aspecto combinado.