Decoración de princesas para niñas


Todos los que tenemos la suerte de ser padres conocemos muy de cerca la mayoría de los sueños y fantasías de nuestros hijos, y somos inmensamente felices en la medida en que podemos convertir todo ello en realidad, o por lo menos acercarnos a ella.
Cuando nos enfrentamos al momento en el que debemos decorar o ambientar sus habitaciones, muchas pueden ser las ideas que a nosotros nos vengan a la cabeza, sobre lo que más conviene para el cuarto o sobre lo que mejor se vería con el resto de la decoración de la casa.
carroza
Sin embargo, sabemos que nuestros hijos serán más felices cuanto más nos acerquemos a plasmar sus fantasías en sus dormitorios. Más aún cuando se trata de una niña, ya que con ellas debemos ser muy sutiles, precisos y delicados para cumplir sus deseos.
Y uno de los deseos más latentes en la gran mayoría de niñas, es la de ser las princesas de alguno de los tantos cuentos de hadas que leyeron. Esta fantasía podría ser una tarea difícil de llevar a cabo, y tal vez lo sea, pero como dijimos al comienzo: podemos tratar de acercarnos a ellas.
Y lo cierto es que bastará con poner algo de imaginación, ingenio y creatividad para dotar a la habitación de todos los elementos propios de una habitación real, los cuales pueden estar constituidos por una gran alfombra en la entrada, tapices con la foto de la princesa, murales paisajísticos, almohadones forrados con telas doradas, una cama real o mejor aún, un carroza cama que sirva para descansar y para jugar.
El color de la habitación debe ser preferentemente rosado, amarillo, turquesa o aquel por el que su hija se sienta más atraída, y hasta la iluminación puede darse con lámparas a manera de grandes candelabros.
En verdad que muchas son las formas de vestir una habitación para nuestras hijas si es que queremos decorarlas como el recinto de una princesa, lo importante es que lo hagamos con el amor que ellas se merecen. El resto viene solo.