Como renovar las paredes


Siguiendo con las propuestas para renovar la decoración de tu hogar, hoy vamos a centrarnos en uno de los puntos que  tiene mas  incidencia en la decoración y que por si solo puede modificar sustancialmente el aspecto de una habitación. Vamos a ver ideas para renovar las paredes.


La apariencia, color, textura de nuestras paredes son determinantes para como se verá el resto de la decoración y para renovarlas hay muchas ideas que podemos aplicar y variar notoriamente su aspecto. Ya hace tiempo que las paredes lisas, de colores poco variados y mas bien tradicionales han ido dando paso a un sin fin de opciones de color y diseño, con alternativas sencillas para lograr efectos llamativos.
Dependiendo de que es lo que queremos destacar en una habitación veremos que es lo más adecuado para renovar las paredes. Por ejemplo, si buscamos resaltar todos el conjunto de objetos y mobiliario de una habitación, con una sensación de armonía y luminosidad lo ideal es manejarparedes lisas, con colores mas bien claros y neutros o con efectos decorativos de texturas delicadas y sutiles puede seguir siendo una buena opción. Pero también los colores lisos intensos y vivos dan un toque de modernidad a los ambientes, no debemos tener miedo a los colores fuertes, ya que si se combinan meditadamente pueden resultar muy interesantes paras alegrar los espacios.
También pensando en conservar las paredes lisas, un recurso para renovar un ambiente es usar dos colores, uno principal para la mayoría de ellas, por ejemplo blanco y un lugar que quisiéramos destacar y sobre el que llamar la atención pintarlos de un color contrastante e intenso, que combine con los muebles o textiles de la habitación, Tambien podemos utilizar dos colores dividiendo  todas las paredes horizontalmente , para esto podemos establecer una línea divisoria baja, a menos de un metro de altura o de lo contrario ubicarla por encima de la linea de vision, es decir a una altura superior a la de una persona, para que el efecto no sea demasiado brusco, nunca por la mitad.